Inicio
Cobertura informativa

Poemas desde la otra orilla

por: Lilien Trujillo Vitón

Con un verso desgarrador, marcado por los rasguños de la nostalgia y el vacío, Rita Martin retorna a la palestra literaria cubana con un nuevo libro que ha preferido llamar Poemas de Nadie, pues estos, «una vez escritos, ya no son de nadie».

El texto, perteneciente a la colección Poesía de la Editorial Letras Cubanas, fue presentado en la sala José Lezama Lima de la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña por el reconocido investigador Enrique Saínz y por la propia autora, quien reaparece en la literatura cubana luego de un silencio de diecinueve años.

Mientras leía algunos de los textos del libro, que según Sainz está marcado por luces y sombras, por aciertos y desaciertos, la autora saboreó cada verso con el placer o quizás con la angustia de reencontrase a sí misma en palabras, frases, metáforas y cuestionamientos.

Poemas de nadie resulta, ante la mirada aguzada del lector, un libro vigoroso, de rápido fluir, donde se percibe una angustia insoluble y un desasosiego que se entremezcla con la más honda realidad.

«La buena poesía nos sumerge en una existencia otra, y esta me ha hecho experimentar una intensa iluminación, tanto por sus preguntas y construcciones verbales que sugieren un amurallamiento como por su cuidado sintáctico», confesó el investigador.

La obra de Rita Martin, o la pequeña representación de ella que llega a los lectores cubanos a través de este poemario, recrea un viaje desde sí y hasta sí misma, desde la autora hacia su pasado. Y ello no es más que evidencia de que la autora ha dialogado con la vida y sus recuerdos desde la más visceral intensidad.

Se trata, sin dudas, de un texto que ofrece una visión contemporánea de la vida del poeta en el exilio, de sus añoranzas y sus cavilaciones. Sin embargo, no hay espacio en él para el rencor o la desidia, más bien los sitios quedan reservados para el inmenso vacío de la postpartida.