Inicio
Cobertura informativa

Cuba y Angola: unidos por su historia

por: Onaisys Fonticoba Gener

A Cuba y Angola les une su historia, su vocación por la independencia y una larga tradición de relaciones solidarias y cooperativas. Desde la misma forja de la nación caribeña hasta las luchas por la integridad territorial de la tierra africana, ambos pueblos han permanecido liados en su idiosincrasia y aspiraciones de justicia.

Así trascendió en la Mesa sobre vínculos históricos y culturales entre Cuba y Angola —País Invitado de Honor a esta 22 edición de la Feria Internacional del Libro de Cuba—, efectuada en la Casa del ALBA Cultural.

Según recordó Luis Neto Kiambata, uno de los asistentes del actual presidente de la República angolana y primer embajador que tuvo ese país en la Isla, las relaciones ambas  naciones se remontan a la época colonial, cuando cerca de 1 millón 300 mil africanos (angolanos entre ellos) fueron traídos a Cuba como esclavos.

El embajador evocó, asimismo, la ayuda que prestó el pueblo cubano a su nación durante la guerra civil, después de su independencia, en 1975.

“Aún ahora —dijo—, los Estados Unidos, que en aquel entonces trató de desacreditar el apoyo cubano, continúa su empeño haciendo creer que el gobierno angolano rapta a sus jóvenes para que vengan aquí a estudiar comunismo”.

Añadió Kiambata que en Cuba se han formado miles de angolanos en diversas ramas del conocimiento, y que sus egresados sirven como profesores en las 18 provincias de ese país, prestando una valiosa contribución a su desarrollo.

“No debe olvidarse tampoco que los vínculos históricos entre ambos continentes son muy antiguos y están consolidados por puntos de vista comunes: en la lucha contra el colonialismo y la discriminación, y por la igualdad y la justicia social”, acotó.

Especial mención tuvo, en la voz del profesor angolano Mário Pinto de Andrade, la presencia de las fuerzas cubanas en otros países africanos como el Congo y Namibia.

“Lo más importante —comentó Andrade— no es la geografía, sino la ideología, pues a pesar de que los dos pueblos estén separados en el espacio, están unidos por su pensamiento, que es la búsqueda de la libertad y la fraternidad.”

El también comentarista de temas políticos hizo énfasis en la actuación de los cubanos en la Campaña de Alfabetización en Angola —en la que más de un millón de personas fueron instruidas—; y en la legendaria participación de los angolanos en el 11 Festival de la Juventud y los Estudiantes, celebrado en Cuba, donde por vez primera jóvenes africanos discutieron asuntos políticos  en pos de un nuevo orden mundial.

Los panelistas de la Mesa instaron a continuar reforzando los vínculos bilaterales y manifestaron su apoyo a la causa de los Cinco Héroes cubanos y contra el bloqueo impuesto a la Isla por los Estados Unidos.