Inicio
Cobertura informativa

Enrumbar la literatura hacia el porvenir

por: Maydelis Gómez Samón

“Cuando se habla de literatura Afroamericana, se piensa automáticamente en los autores que se encuentran en los Estados Unidos y se tiende a excluir a los de la otra parte de América”, expresó este sábado el catedrático M´bare N´gom durante el panel “Negrismo, negritud, cimarronaje cultural… ¿hacia dónde va la literatura afroamericana?”

   El estudioso de Guinea Ecuatorial aseguró que la literatura del continente es “múltiple, simultánea y plural” y explicó que actualmente se está discutiendo el concepto de afrorealismo, el cual sí abarca las Américas, desde Canadá hasta la Tierra del Fuego.

   Por su parte, la investigadora de la Universidad Statale de Milán, Italia, Irina Bajini, se sumó al deseo de todos los panelistas de que la literatura afroamericana salga del guetto de la academia norteamericana. Asimismo se refirió a los cuatro temas fundamentales que abordan los escritores americanos de ascendencia africana en sus obras. Estos son: la música, la historia, los mitos y lo femenino. Además, destacó que hay escritores blancos en países como Chile o Argentina, poblaciones de escasos afrodecendientes, en los que se está escribiendo una literatura sobre la historia de la esclavitud. 

   Con los criterios del brasileño Vincenzo Russo, se enriquecieron los debates del panel. El docente apuntó que en su país existe una fuerte producción literaria de autores afrodescendientes, pero que lamentablemente la crítica no les da el merecido reconocimiento, a pesar de ser Brasil el país con mayor número de afrodescendientes fuera del continente negro. Pero estas contradicciones se han visto siempre en Brasil, subrayó el catedrático, y recordó que esta fue la última nación del continente americano en declarar la abolición de la esclavitud, casi 60 años después de haberse independizado de Portugal.

   La profesora de la Universidad de Salerno (Italia), Rosa María Grillo, expuso el análisis que realizara a dos novelas contemporáneas uruguayas. La catedrática señaló que en el país suramericano prevaleció y prevalece un modelo mestizo; tal es el caso de su Héroe Nacional, Artigas, que es gaucho. Durante las luchas por la independencia de esta nación, Grillo recordó que junto a sus héroes siempre estaba un fiel compañero de raza negra, a los cuales están dedicadas las obras estudiadas. A Artigas siempre lo acompañaba Ansina, y junto a Garibaldi permaneció el ex-esclavo uruguayo Aguiar. Sin dudas, estas dos novelas, acotó la profesora italiana, “más allá del valor literario subrayan el valor identitario”.

   El último panelista de la tarde fue el peruano José (Cheche) Campos, quien abogó por una literatura de la “tigritud”, cuyo autor ideológico es Wolles Solinka. Esta sostiene que la cuestión no es el color, sino un problema del ser humano. La idea central es asumir una conciencia planetaria de multiculturalidad. “Pero no puede haber igualdad de oportunidades, si no se consigue una adecuada redistribución de los bienes comunes, para todos”,puntualizó el estudioso.
   Los panelistas concordaron con Cheche en que debe buscarse una literatura propia

procedente de cada uno de nuestros países, y a la que no importa cómo se le denomine, lo vital es trabajar en cuestiones de mentalidad. “Hay que hacer literatura. Estudiar esa literatura, pero es vital enrumbarla hacia el porvenir porque, de no ser así, estaremos igual que hace 400 años”, sentenció el estudioso peruano.