Inicio
Cobertura informativa

Presentado en la sala Cordeiro de Mata el libro La regla de Palo monte, un acercamiento a la bantuidad cubana

por: Dulce María Sotolongo Carrington

La sala Cordeiro de Mata, bastante nutrida de público a pesar de la pertinaz lluvia, sirvió de escenario a la Editorial Unión para presentar algunos de los nuevos títulos que enriquecen su catálogo. La regla de Palo monte, un acercamiento a la bantuidad cubana, fue uno de los libros promocionados. Ramón Bermúdez Boullón, narrador y poeta, tuvo la responsabilidad de disertar sobre un tema etnográfico, que a pesar de su escasa bibliografía, es del conocimiento de muchos, debido al sistema de creencia de sustrato africano, en Cuba.
    El libro, estructurado en cuatro partes, dedica su primera sección al léxico palero y traza la interrogante de si se retiene lo kikongo o si hay un multilingüismo bantú. El estudio, que parte de la trata negrera, se apoya en un análisis étnico, lingüístico, religioso, el cual recorre y profundiza en la diversidad de las lenguas bantúes. También toca la selección de los llamados congos de nación, y cierra el capítulo con unas conclusiones preliminares. «Esta primera parte es fundamental. El libro carece de prólogo y el lector entra directamente en la impronta del escritor, en los mundos y submundos que el mismo dibuja», afirmó su presentador.
   El segundo capítulo: «Retenciones kikongo en la regla de Palo Monte» nos devela, en gran medida, el universo de los paleros, ganguleros o mayomberos, entidades que están presentes en nuestro entorno, bien desde la práctica o las referencias. Este capítulo constituye en sí mismo un profundo acercamiento a estas cosmogonías. Sin embargo, a diferencia de la primera parte del estudio, el autor expone nuevas consideraciones que, de hecho, potencian el discurso que se viene sosteniendo y refutar otros postulados.
    El tercer apartado del libro nos conduce al encuentro de una voz autorizada en estos temas: «Bantuismo en el vocabulario congo de Lydia Cabrera». Este capítulo, cardinal en el estudio, riguroso y explicito, nos interna en un espacio medular; no obstante, aunque bien puede existir de manera independiente, su inclusión en el corpus del trabajo lo realza.
    La parte final o cierre recoge un aspecto muy interesante sobre el llamado médico adivino en el África bantú. En las veinticuatro cuartillas que componen el capítulo, el lector puede encontrar, desde la perspectiva de su autor, que: «…la totalidad de la obra ha sido un sucinto inventario del resultado de mis experiencias de varios años de andanzas por los caminos de la africanía (en África) y de la afrocubanía (entre los paleros cubanos)».
    La regla de Palo monte, un acercamiento a la bantuidad cubana, estuvo bajo el cuidado editorial de Dania Pérez Rubio, quien nos presenta un producto final de excelencia, y que se completa el magnífico diseño de Elisa Vera Grillo.