Inicio
Cobertura informativa

Sonar en Cubano. Músicos en la Gaceta de Cuba

por: Yanet Bello

                                                  

El título Sonar en Cubano… se presentó hoy en la sala José Antonio Portuondo en el marco de la 22 Feria Internacional del Libro de la Habana.  Compilación de diecinueve entrevistas publicadas por la revista La Gaceta de Cuba, de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) cuyos creadores de esta selección fueron Norberto Codina y Arturo Arango. Codina es poeta y editor, miembro del Consejo Nacional de la UNEAC y Arturo Arango es narrador, ensayista y guionista de cine cubano, considerado uno de los escritores más importantes y reconocidos de su generación.

La presentadora de la obra Darcy Fernández, representante de la SGAE, comentó que uno de los aspectos importantes que destaca en estas entrevistas es la profundidad, expansión y capacidad de análisis que, junto a la maestría artística, poseen los músicos, y que se evidencia en estas páginas desvirtuando esquemas. Según Darcy aquí suenan todas las opiniones “alto, claro y afinadito”. Las palabras fueron dedicadas a tres personas imprescindibles: Octavio Sánchez, músico, guitarrista y compositor cubano; Manuel Duchesne, director de orquesta, violinista y trompetista, Premio Nacional de Música; y Octavio Cortázar, que desde la literatura dejó constancia de su respeto y admiración por los músicos cubanos.

En la actividad estaban presentes artistas de la talla de Gerardo Alfonso y Pupi, sin embargo, Codina lamentó que debido al mal tiempo no hubieran podido asistir tantas otras personalidades que ya habían confirmado su presencia. Comentó, además, que le gustaría repetir el evento en un contexto más adecuado donde puedan actuar los músicos.

La obra, salida bajo el sello de la Editorial Oriente, compendia el trabajo de importantes músicos isleños, cuya obra y alcance han sido reflejados en las páginas de la revista. Nos propone acercarnos a una parte más reciente de nuestra historia musical.

Sonar en cubano… no pretende abarcar toda la música cubana, sin embargo, es un valioso acercamiento al pensamiento intelectual y social del músico actual. Constituye, por tanto, un testimonio invaluable. Es, según su prologuista Arturo Arango “una indagación plural, contradictoria y responsable acerca de la que históricamente ha sido considerada como la más vital y universal de nuestras artes”.