Inicio
Cobertura informativa

Riflexiones sobre el humor

por: Yanet Bello Reyes

                      

Cuando en una sala de presentación aparecen dos libros de humor al mismo tiempo, y sus autores son de los más celebrados por Cuba entera, entonces asombra que el público se limitara a tan pocas personas. El cubano es un humorista nato y de seguro que aquel espacio hubiera reventado de gente y de risa de no ser por la vorágine ferial que se apodera del orden y la paciencia.

Hoy, en la sala Alejo Carpentier de la Cabaña, se presentaron los libros de la editorial José Martí: Un zoom a Zumbado y Los herederos del trono. La presentación de ambos títulos estuvo a cargo de Carlos Fundora, también humorista.  El primer título es una compilación de lo mejor de Zumbado, según Antonio Berazaín (El Bera) y el segundo una “novelícula”, de Nwito, conocido “a veces” como Luis Alexis Pérez Mora.

Bajo el título de Zoom in & Zoom Back…Do, Carlos Fundora introdujo el primer título, aclarando en primer lugar que “la lógica indica que cuando en un libro coinciden dos escritores con nombres tan complicados como Héctor Zumbado Argueta y Antonio José Berazaín Iturralde, el presentador debe ser por lo menos Arnold Schwarzenegger”. Destacó la importancia de Zumbado para el humor cubano, y sobre todo para los humoristas que emergían en aquellos años 80.

El Bera, por su parte, leyó una anécdota donde quiso adaptar una nota sobre Adalberto Álvarez, el Caballero del Son, para homenajear a Zumbado en un encuentro de la UNEAC. Su adaptación consistió en sustituir el nombre de Adalberto por el de Zumbado y la S de son por la R de ron. El resultado arrancó las risas del público presente. Aseguró que el propio humorista se consideraba un “curdonauta” y acabó agradeciéndole aquel homenaje con un trago.

“Podemos decir que Berazaín tuvo la osadía de armar una suerte de Obras encogidas (…) y como hombre de ciencias que es (…) decidió ubicar en el libro una cantidad de textos que respondiera a una cifra con determinada significación: 69”, expresó, además, el presentador. Y terminó señalando, muy seriamente, que “hay que agradecerles mucho a los dos creadores” porque “los más jóvenes van a descubrir que tenemos junto a nosotros a uno de los grandes del humor cubano y latinoamericano”.

Los herederos del trono o la Solución de Twain, es la otra propuesta de la editorial, catalogada por el propio autor como una “novelícula humorística”, o sea, un género que aún tiene a los jurados del Aquelarre devanándose los sesos. El pretexto de la trama es “Un cuento medieval”, de Mark Twain.

Nwito es fundador de la Oveja Negra y guionista de varios programas humorísticos de radio y televisión. Según su presentador “es un humorista que explota al máximo todas las ideas y chistes” y una historia suya puede transitar por varios géneros en poco tiempo. Este es el primer título literario del autor y es una obra al estilo de las novelas de caballería, con muy pocos antecedentes en la literatura isleña. El humor y las risas están asegurados. El autor por su parte, hace una aclaración importante al advertir que no es un libro infantil a pesar de su portada, pero se muestra feliz porque, al fin y al cabo, “lo importante es que se venda”.

Ambos títulos estarán a la venta a precios realmente módicos en el stand de la editorial José Martí, durante la Feria Internacional del Libro de La Habana.