Inicio
Cobertura informativa

En el nombre de la tierra

por: Wilber Gómez

La Asociación Cubana de Naciones Unidas, fue testigo de la presentación este viernes 15 de febrero, del volumen Recursos naturales. Economía mundial y crisis ambiental, de Ramón Pichs Madruga. El suceso ocurrió como parte de la 22 Feria Internacional del Libro, Cuba 2013, que recién se inició en La Habana. El libro nos muestra cómo en los últimos años se ha retomado con mucha fuerza el debate acerca de los recursos naturales, sus potencialidades, las tendencias de los precios y sus vínculos con la crisis medioambiental que vive el mundo hoy.

El texto publicado en el año 2012 por las editorial Científico-Técnica esta dividido en siete capítulos. En el primero de ellos, “Crisis ambiental y agotamiento de los recursos naturales”, se hace un análisis de los problemas actuales, haciendo hincapié en los responsables y sus principales víctimas. Se tratan además, los desafíos del agua dulce en el planeta como proceso estratégico para la supervivencia humana, la degradación de las tierras y la pérdida de los bosques y la biodiversidad.

En la segunda y tercera parte del texto se muestra una valoración económica de los recursos naturales y los desafíos que se enfrentan actualmente; además de un análisis de los productos básicos y el impacto de la especulación en los mercados.

El estudio del vínculo entre recursos naturales, economía mundial y crisis ambiental puede enfocarse de diversas extensiones, ya sean social, tecnológica, política y comercial, o financiera, ecológica, energética y climática, aunque siempre los patrones de producción y consumo han predominado a escala global.

En los últimos tiempos se ha priorizado el crecimiento a ultranza, como precondición universal para el éxito y la prosperidad, en detrimento de otras dimensiones claves como las prioridades sociales y ambientales. Los desequilibrios y contradicciones generados por este paradigma, basado en el crecimiento económico a toda costa, han tenido su expresión en situaciones de crisis cíclicas, ocurridas en varios períodos de la historia mas reciente.

En los capítulos cuatro y cinco se habla de la crisis del sector agropecuario en los países del Tercer Mundo, de los precios actuales de los alimentos y de sus producciones, consumo y comercio.  Se abordan también, las tendencias del mercado petrolero durante el período comprendido entre los años 2008 y 2011 con sus altos precios, además de las fuentes renovables de energía.

El libro Recursos naturales. Economía mundial y crisis ambiental propone a los lectores una selección de temas que están interrelacionados entre sí, y que al mismo tiempo, ilustran algunas de las principales preocupaciones socioeconómicas y ambientales del presente, junto a la necesidad de potenciar iniciativas que aboguen por enfoques más integradores, educativos y de participación.

En el sexto capítulo trata del uso de los biocombustibles y del lucrativo negocio de importantes transnacionales de alcance global, junto a los principales impactos socioeconómicos y medioambientales que de ello se deriva. Y como conclusión, en el último tópico se confirma el reto que para el desarrollo significa el cambio climático, el fracaso de la Conferencia de Copenhague y sus secuelas, los encuentros de Cancún y Durban, entre otros significativos estudios sobre el tema.

Las reflexiones contenidas en este texto están referidas a temas globales, pero tienen como denominador común el análisis desde una perspectiva del mundo subdesarrollado, que aunque es muy heterogéneo, tiene muchas preocupaciones, prioridades e intereses comunes. Por tal motivo, lo expuesto en Recursos naturales. Economía mundial y crisis ambiental, puede servir de referencia para la documentación de acciones concertadas de los países del Tercer Mundo en diversos foros de debate, negociaciones internacionales y espacios abiertos, como lo fue la Conferencia de Naciones Unidas Río + 20, efectuada en al año 2012.

El doctor en Ciencias Económicas, Ramón Pichs Madruga, autor de este valioso texto, es integrante desde 1997 del Buró del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, y copresidente desde el 2008 del Grupo de Trabajo III de esa institución que obtuvo el Premio Novel de la Paz en el 2007. Es miembro además, del Comité Científico Asesor del Instituto Interamericano para la investigación sobre cambios globales.

Como dijera el líder de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz, el 14 de junio de 1996, en el discurso pronunciado en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Asentamientos Humanos (HABITAT II), efectuada en Estambul, Turquía: “Debemos proclamar con toda energía que tenemos el derecho a respirar aire puro, beber agua que no este contaminada, a que se nos asigne un empleo digno, a alimentarnos y que esos alimentos sean sanos, a que se nos eduque, a que se atienda nuestra salud, a ser menos pobres cuando otros son cada vez más ricos”.