Inicio
Cobertura informativa

Havemos de voltar”… Volver a la Angola de Agostinho Neto

por: Elisa Beatriz Ramírez Hernández

Avanzaba la tarde lluviosa, y en la Casa de África de La Habana Vieja otra lluvia de recuerdos dibujaba la imagen imperecedera de Agostinho Neto. Y se oían como música las letras del poeta: “Á  bela patria angolana nossa terra, nossa mae, havemos de voltar”. (A la bella patria angolana, nuestra tierra, nuestra madre, hemos de volver). Precisamente a modo de regreso transcurrió la jornada que tuvo lugar con un panel sobre la vida y obra de ese brillante político y poeta angolano, en el contexto de la 22 Feria Internacional del Libro (FIL) que recién se inauguró en la capital cubana.

El moderador del panel, el intelectual Oscar Oramas, apuntó que a propósito del homenaje que rinde este evento cultural a la República de Angola, la primera vez que se dedica a un país africano, no se puede dejar de tratar a ese prócer, a quien calificó como “una de las figuras más descollantes en el proceso de independencia de ese continente”.

Al coloquio asistió la ministra angolana de cultura, María Rosa Cruz e Silva, y disertaron personalidades que estuvieron estrechamente vinculadas a Neto, fundamentalmente ex embajadores de Cuba en ese país, como Manuel Normando Agramonte, Rodolfo Puenteferro y Pedro Ross Leal, ex Secretario General de la Central de Trabajadores de Cuba.

También participó la ex diplomática Alicia Céspedes, quien acaba de publicar el título Angola, tortuoso camino hacia la independencia, acerca del quehacer de la diplomacia cubana en torno a la lucha de la liberación de ese país. La autora resaltó el talento, la  firme voluntad y los principios de Agostinho Neto, así como el valor realista y humanista de su obra, en la búsqueda constante de la identidad nacional y regional.

Por su parte, Manuel Normando Agramonte relató sus experiencias junto al líder angolano, y de cómo quedó impactado con su seriedad, hablar pausado y reflexivo, su profundo pensamiento nacionalista y compromiso en la lucha por su Patria. Emocionado por las inevitables remembranzas, afirmó Agramonte que “los cubanos tenemos una parte de la historia de Angola”.

En sus palabras Pedro Ross Leal recuerda casi cinematográficamente sus conversaciones con el dirigente angolano, cuando cuenta que él “siempre dejaba hablar, escuchaba, hacía una que otra anotación y posteriormente daba su criterio; parecía que estaba pensando en otra cosa, pero realmente estaba muy atento”.

Destacó también Ross Leal la lucha constante de Neto por la unidad de su país y eliminar las diferencias étnicas y regionales, su firmeza para tomar decisiones cruciales aunque fueran de gran envergadura. Lo definió bien cuando expresó que “era un pedagogo para transmitir a las masas su mensaje”.

Por último, intervino en el coloquio Rodolfo Puenteferro, quien relató a modo de crónica su imagen de Agostinho Neto, en particular su visión independentista para todo el continente y su amor por Angola, por lo que aseguró que “para los angolanos, Neto es el fundador de la Patria”.