Inicio
Cobertura informativa

Sur Editores pone en circulación poemario de Pedro Juan Gutiérrez

por: Milan Paz

La colección Sur Editores, dirigida por el poeta Alex Pausides, ha puesto en circulación el poemario de Pedro Juan Gutiérrez, Arrastrando hojas secas hacia la oscuridad, un libro escéptico donde se descubre el camino solitario de un hombre convencido de que la lucidez conduce a la locura, señala Rafael Acosta de Arriba en el prólogo que precede al volumen.

Promocionado en el Café Wichy, que coordina el escritor Julio César Pagés en el Pabellón Cuba, el texto viene a ser un adiós a todo: a la literatura, a los amigos y a los amores, a la vida, luego de un intenso repaso en la que ha tenido cabida la nostalgia, la soledad y la angustia.

Si no fuera por el hecho evidente de que Pedro Juan goza de buena salud y es un hombre joven, recién entrado en la terrible clasificación de “la tercera edad”, se pudiera decir que este poemario representa un claro mensaje de despedida, en clave poética, pero despedida al fin, advierte Acosta de Arriba.

Integrado por sesenta y seis poemas en prosa, el escritor confesó haberlos escrito de un tirón entre noviembre del 2011 y marzo del 2012, y sólo llegaba a tener conciencia de ellos, de su presencia, cuando abandonaba el lápiz o el ordenador y la memoria ponía en orden los recuerdos.

Según Pedro Juan Gutiérrez (Matanzas, 1950) Arrastrando hojas secas hacia la oscuridad debe ser apreciado como una novela escrita en clave poética, donde lo que predomina es el ejercicio del repaso de la existencia y la memoria de lo vivido.

Un ser humano acosado por los recuerdos, que busca desesperadamente el equilibrio interior, predomina en la lectura del poemario, diferente a los anteriores donde el autor se debatía entre el delirio, la violencia, el alcohol, el sexo, la ironía y las turbulencia de una vida entregada a las pasiones, señala Acosta de Arriba.

Pedro Juan Gutiérrez, quien se diera a conocer mundialmente con el libro Trilogía sucia de La Habana, publicado en más de veinte idiomas y con múltiples ediciones, ha publicado varios poemarios que no han tenido la misma suerte de su narrativa pero que «conforman un sedimento de calidad  y densidad poéticas que la crítica comienza a detener su mirada».

Desde el año 1987, Pedro Juan Gutiérrez ha venido configurando su universo poético integrado por La realidad rugiente. Poesía graficada, Espléndidos peces plateados (1994), Fuego contra los herejes (1995-1996), Yo y una  lujuriosa negra vieja (2002-2003), Lulú La Perdida (2004-2005), Morir en París (2007), y El último misterio de John Snake (2008-2009).