Inicio
Cobertura informativa

Sigue la Feria en Guantánamo

por: Eldys Baratute

Con la presentación de los libros La non erótica (Editorial Cauce), de Carilda Oliver; Esta cárcel de aire puro, Selección de décimas de Waldo González y Mayra Hernández.(Editorial Abril) e Instrucciones para cruzar el espejo. Selección de Alberto Garrandés, (Editorial Letras Cubanas) en el parque José Martí, comenzó la segunda jornada de actividades en la 20a Feria Internacional del Libro de Guantánamo.  El conversatorio “Nersys Felipe y las Aguas que el tiempo teje”, del escritor José Raúl Fraguela, en la Universidad de Ciencias pedagógicas, celebrando el aniversario 75 de esta voz imprescindible de la literatura infanto-juvenil cubana, fue otras de las actividades medulares en esta jornada.

Como la 20a Feria Internacional se dedica a los países  del ALBA no podían faltar un panel dedicado al quehacer poético de estos países y la presentación de libros representativos de la cultura latinoamericana procedentes de diversas editoriales del país.

Una vez más la sede de la UNEAC se convirtió en sitio para el debate. Esta vez el narrador y director de la editorial Letras Cubanas, Rogelio Riverón,  disertaba sobre la reseña de libros como género periodístico, y el crítico Risell Parra lo hacía sobre la salud del movimiento literario guantanamero. El público asistente pudo, además, de escuchar fragmentos de la novela El último couplé, (Editorial UNION) de Riverón, este escritor que ostenta, entre otros, los premios UNEAC y  Julio Cortázar.

El ciruelo rojo,  en la Casa del Joven, con los invitados Ernesto Pérez Castillo y Miguel Vanterpoll continuó siendo el lugar para el diálogo ameno y la lectura de textos de los invitados.

Actividades en las extensiones y en pabellón Tesoro de papel caracterizaron también esta segunda jornada de trabajo literario.