Inicio
Cobertura informativa

Nieve en La Habana

por: Nancy Maestigue Prieto

Cuando la 20ª Feria Internacional del Libro, Cuba 2011, está a punto de quedar en la memoria de escritores, editores, presentadores, invitados y público, se produce en la sala Alejo Carpentier la presentación de Nieve en La Habana, de Leonelo Abello Mesa, Premio de Novela de Literatura Policial, Aniversario del Triunfo de la Revolución 2009, publicado por la Editorial Capitán San Luis.

Olga Marta Pérez, directora de la Editorial Unión, quien compartiera labores de jurado del concurso con Imeldo Álvarez y Lucía Sardiña, expresó algunas ideas acerca de la novela y los motivos de su designación como premio. No ocultó su gusto por el género; elogió que, a pesar del déficit actual de escritores que lo cultivan, se mantuviera el concurso, aunque observó que se está produciendo un incremento del interés entre los jóvenes por esta clase de literatura, por lo que quizás sea el "segundo round", para que vuelva a los predios literarios.

A través de la exposición de Olga Marta se conoció que la estructura capitulada permite una lectura rápida, despierta el interés y logra que el lector "arme el rompecabezas junto al escritor".

Con el argumento de la historia: la droga, -nunca antes tratado en una novela policial cubana- se convierte en eco de la actual sociedad cubana en su enfrentamiento al tráfico de estas sustancias. Funciona como una alerta, porque "puede tocar a nuestras puertas", nadie está ajeno a correr el riesgo de que alguien cercano pueda ser tentado; de ahí la necesidad de enfrentarlo.

"Los diálogos son muy buenos", porque cumplen el objetivo fundamental de cualquier obra literaria: comunicar; hacen creíble la trama, utilizando un  lenguaje popular, sin caer en la chabacanería del habla actual.

El clímax narrativo se encuentra en la misma mitad del libro, algo que, al decir de Olga Marta Pérez, es inconciente pero real en la creación literaria de Leonelo; para después comenzar un declive sin que por ello se pierda el interés de la lectura. "Es una novela de la que uno no se puede desprender".

"Nunca tuve la intención de ocultar al agente", fue la reflexión de Abello; aunque no lo declare abiertamente en la novela. "Para el lector suspicaz que lo descubre, quizás después reciba una sorpresa", porque "¿quién tiene la droga?". Es la pregunta que se hacen personajes y lectores. Enigma solo descifrable cuando se termina de leer.

Para algunos fue una revelación, para otros no escuchar que en sus cuentos y novelas le gusta rendirle homenaje a lugares y personas que han tenido una relación estrecha con él. En esta oportunidad, el lugar donde se desarrollan los acontecimientos es Camagüey (donde nació) y San Miguel del Padrón (donde vive), para resaltar el barrio. También hay un guiño para un escritor: Daniel Chavarría, quien de alguna manera tuvo que ver con la novela, a través de sus sugerencias.

El concurso tuvo en el 2009 un premio: Nieve en La Habana, y un ganador: Leonelo Abello Mesa. Una y otro se funden, para formar una unidad de obra y autor, que el género policíaco agradece.