Inicio
Cobertura informativa

15 con 100, a buena altura

por: Ernesto Cuní

“Este es el premio más importante de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), ostenta 15 años de vida con 100 títulos publicados”, afirmó Jaime Gómez Triana, vicepresidente de esa organización, en la presentación de los premios Calendario 2010, este 20 de febrero en el Salón de Encuentros del Pabellón Cuba, una de las sedes de la XXa Feria Internacional del libro, ya por terminar en su versión para la llamada ahora, provincia La Habana.

Jaime resaltó que desde 1996, fecha de creación de la asociación, hasta los momentos actuales, una promoción destacada de autores jóvenes se ha desarrollado en las filas de esta congregación: “Veo a autores como Daniel Díaz Mantilla, Aymara Aymerich, Norges Espinosa, que lo ganó con una obra de teatro; es importante que esa serie jóvenes se hayan promovido, y formen hoy parte de nuestra oleada de creadores”, afirmó.

Revelaba a los asistentes la composición de esos 100 títulos, la mayoría de poesía; 22 de narrativa, y otro por ciento de ensayos que han aportado su granito de arena al pensamiento: “Norges entregó el primer libro que en la historia de Cuba se pública sobre un director de teatro, el dramaturgo Carlos Díaz, director del grupo de teatro El Publico.

Citó al escritor Abel González Melo, uno de los autores mas laureados. Ha ganado certámenes de relevancia nacional e internacional, pero sigue apostando por este premio, según Jaime: “Lo ha ganado en todos los géneros; este último con, Ataraxia, una obra de teatro muy importante…circula el contexto donde él vive, Cuba y España, con personajes cubanos y de allá; trata el tema de la emigración. Lo interesante es cómo estos personajes nos van dando un fresco del mundo actual. A pesar de ser una comedia reflexiona sobre el lenguaje de la distancia”.

El poemario Poda, premio Calendario 2010, en el género poesía es un “libro compacto, acabado, sobre lo que nos falta, sobre lo que se nos va; hay un espacio que aborda el suicidio, la muerte en un momento de la juventud; el perderse por uno mismo, lo que brinda una zona de indagación que va más allá de lo lírico, hacia lo ontológico. Es un libro lleno de citas,  introduce la idea del suicidio a partir de personajes que lo intentan. de esta manera se va armando el texto”.

Zulema de la Rúa es una enfermera intensivista, que se debate en un ambiente cotidiano de vida y muerte, lo que le ha permitido mirar desde una perspectiva inusual la existencia humana. Su libro Cuentos para huir la Habana, le mereció el lauro en el género de narrativa: “Es un libro sumamente erótico; hay jineteras, chulos, yumas, mujeres que gozan del sexo de una manera lúdica; con un mensaje de búsqueda del más allá a través del sexo, pero que trae ese más allá de la Habana, esa búsqueda de la vida de los cubanos y de lo que la capital propone hoy”.

El hayku es una construcción poética antiquísima, de origen asiático; Rafael Álvarez  González se vale de ella para identificar el mundo infantil en su libro Hábitat, premio en género literatura infantil: “El libro nos va conformando el universo infantil, es una propuesta para recordar el niño que fuimos”, valora Jaime.