Inicio
Cobertura informativa

Relaciones Cuba-Estados Unidos: un antiguo conflicto

por: Félix Bolaños

El nuevo orden legislativo de rescate de la independencia y la soberanía del pueblo cubano, divulgado y promulgado por la Revolución Cubana a partir del primero de enero de 1959, entró rápidamente en franca contradicción con las estrategias geopolíticas de intromisión y dominio de Estados Unidos de América en el continente; por lo que nuestro país, valorado desde principios del siglo XIX ,como una posesión justipreciada para sus intereses regionales, se constituyó, desde aquella alborada revolucionaria, en  un desafío inoportuno.

La divulgación del contenido de las notas verbales y diplomáticas intercambiadas entre ambos gobiernos durante todo el año 1959 y hasta el rompimiento de las relaciones por el gobierno norteamericano, en enero de 1961, es el propósito fundamental del libro Un antiguo conflicto: Referencias necesarias sobre Cuba-USA, 1959-1960, de la historiadora y diplomática Alicia Céspedes Carrillo, que fuera publicado por parte de la Editorial José Martí, y presentado hoy en la Sala José Antonio Portuondo, por la doctora Berta Álvarez.

La sucesión documental de que es depositario el archivo central del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX), estimuló en la autora la idea de hacer uso —por su importancia— de aquellos documentos que grafican el conflicto entre ambos países, a partir del momento en que toma el poder la naciente Revolución Cubana.

La doctora Álvarez abordó en su intervención los valores del volumen, entre los que destacó una exhaustiva  elaboración, que recoge, tanto la visión diplomática, como el análisis que aporta la autora de prácticamente toda la historia del enfrentamiento cubano-estadounidense, desde el siglo XIX —con la Doctrina Monroe— hasta la actualidad; la ubicación de las notas dentro de un análisis historicista que amplía extraordinariamente la visión del contexto en que se dan estos documentos; el hecho de presentarlos, junto a los artículos de periódicos y memorandos, de manera que permite la lectura de los originales para conocer el lenguaje y el itinerario que va teniendo en su  cambio, hasta llegar a la absoluta posición contraria cuando se rompen las relaciones, y el profundo análisis de los archivos relacionados con las reuniones de consulta, cuyos acuerdos van avalando la documentación que se presenta.

En la introducción de Un antiguo conflicto… Céspedes Carrillo sostiene que las contradicciones y conflictos en los vínculos entre ambos países no comenzaron, como algunos tratan de hacer creer, en 1959, fueron y son la continuidad de las exigencias y compromisos político-económicos, impuestos por los yanquis a la nación cubana desde mucho antes. Hoy, cuando se cumple el cincuentenario del rompimiento unilateral de las relaciones diplomáticas entre ambos gobiernos, el diferendo se mantiene con la misma  mordacidad y cinismo. «El secular bloqueo y las múltiples estratagemas empleadas contra la Revolución han encontrado siempre la viril respuesta para dominarlos.  No ha sido un paseo, no ha sido un parto fácil, resistir ha sido la palabra de orden y vencer la consigna».