Inicio
Cobertura informativa

Jóvenes novelistas por el Pabellón Cuba

por: Luis Alfredo Vaillant

La joven novelista venezolana, Sol Linares, acompañada por un grupo de narradores cubanos, estuvo en la presentación de su novela Percusión y tomate, con la que ganó el pasado año el Premio Latinoamericano y Caribeño ALBA de novela, para jóvenes escritores, en su primera edición. En el Salón de Encuentros del Pabellón Cuba con la presencia del venezolano, Luis Britto, quien formó parte del jurado en esa ocasión y también estaba el argentino Vicente Batista, quien el día de ayer entregó el premio de este año.

Editado por el narrador cubano Daniel Díaz Mantilla, en la presentación de Percusión y tomate, este se refirió a la novela como un texto que desuda conflictos de una mujer que escribe sobre su propia vida, fluida, con una mirada aguda y mordaz, radiografía del laberinto de lo cotidiano, crítica a los discursos dominantes sobre el ser femenino.

La autora, por su parte, se refirió a su intento por marcar el ritmo del lenguaje, el ritmo de la historia, desde el ritmo de la percusión, clasificó el acto de escribir como un gesto de libertad, lo ve como una diversión, algo que forma parte de la estética de un escritor y cuando esto ocurre, es cuando el creador encuentra su estilo.

Por otra parte, con la ausencia de su autor, el argentino, Juan Pablo Fiorenza, la novela Verde Alicia, con la que el autor obtuvo el accésit de este premio, de la que el editor dijo que es una novela que se ubica en las nuevas tendencias de la tecnociencia y la genética, la manipulación por los tecnócratas de las posibles personalidades y esteriotipos a modo especulativo y futurista y los posibles conflictos que este fenómeno genera.

Fue un momento importante en esta fecha de la Feria en el Pabellón Cuba, el sitio de los jóvenes.