Inicio
Cobertura informativa

¿Quiénes escriben en Guantánamo?

por: Maydelis Gómez Samón

La provincia más oriental de Cuba llegó a la XX Feria Internacional del Libro, con dos títulos de su editorial El Mar y La Montaña que contribuirán, sin dudas, a conocer y legitimar la labor de sus escritores.

La primera propuesta la realiza el profesor universitario Roberto Valton con su obra El otro Boti. En ella se ofrecen cinco ensayos dedicados a rescatar el espacio copado por muchas leyendas echadas a correr sobre el escritor. Este trabajo, ahora convertido en libro, le valió a su autor el título de Máster en Estudios Cubanos y del Caribe.

Valton realizó una profunda investigación, que incluyó documentos inéditos del archivo personal del poeta, facilitados por su nieto Regino Rodríguez Boti. Estos ensayos, de acuerdo con su autor, desmienten muchas creencias que se tienen sobre Boti. Aquí se demuestra que el escritor de Arabescos mentales no era racista, quien sí le interesaba la independencia de Cuba y demuestra que era un profundo martiano. Además, se devela que Boti fue testigo del momento en el que el cadáver de Martí fue llevado a Santiago de Cuba y después contó sus opiniones.

Con este libro, el ensayista reivindica la figura del poeta guantanamero. Durante la presentación del cuaderno se recordó el aniversario 133 del natalicio de Regino Boti, conmemorado el pasado 18 de febrero. En sus palabras finales, Valton expresó que esperaba que «quienes compren y lean este libro sientan el placer de una buena lectura y del enriquecimiento cultural, y luego que nazca el respeto y admiración por este notable intelectual cubano».

El segundo texto presentado fue Diccionario de escritores guantanameros, de las investigadoras Margarita Canseco y Rissell Parra. Este constituye la segunda edición del libro que inaugurase la Editorial El Mar y La Montaña hace diez años.

Según Canseco, el criterio de selección fue muy pensado: «aquí encontramos autores que aunque no nacieron en Guantánamo, hicieron su labor intelectual en la provincia, y otros que la han hecho en otras provincias de Cuba, pero que son oriundos de esta provincia. También reconocemos a aquellos escritores, ya fallecidos, que no tuvieron libros, pero que sus cuentos y poemas aparecían en las revistas».

En el diccionario se incluyen intelectuales que pueden no tener un libro publicado, pero al menos tienen diez artículos literarios en publicaciones seriadas. Canseco relató el esfuerzo que realizaron para confeccionar el volumen, pues en ninguna biblioteca existe un catálogo sobre escritores guantanameros.

Dos propuestas desde la más oriental de las provincias del país que nos permitirán conocer a profundidad a estos escritores y darle el lugar que se merecen en la historia de las letras cubanas.