Inicio
Cobertura informativa

Ediciones Santiago: libros para complacer al público

por: Dulce Ma Sotolongo Carrington

Dos de los títulos más solicitados en el stand de las publicaciones territoriales, El asesinato de Merry la americana, de Julio Corbea Calzado y La noche de los miedos, de Reynaldo Duret, fueron presentados en la Sala Alejo Carpentier, junto a La bola de luz, de Santiago Portuondo Zuñiga.

El asesinato de Merry la americana, es una engañosa novela policíaca que une  fantasía y realidad, y en la que están presentes los conocimientos de Julio Corbea, como historiador del Cobre. El sagaz autor logra interesarnos en un crimen en el que las víctimas son una yegua y un caballo. Estructurada a partir de documentos e informes, a través de los cuales se ofrecen detalles de las condiciones que propiciaron los «insólitos» asesinatos, la investigación revela  la corrupción y las ambiciones por el poder político en la zona. El humor, hilo conductor de esta historia, se vincula a escenas eróticas que hacen el texto atractivo a un público lector, ávido de las tradicionales historias policíacas..

Atractivo también resultó La noche de los miedos. Por los títulos de los cuentos se puede conocer el conflicto que va a mover cada historia: «Reina María o el olor a whisky», aborda el tema del alcoholismo; «Otelo y su contrario», el celo irracional del personaje ante el temor de perder a su esposa; «La gorda, un negro y ciento ochenta euros», expone el conflicto de un joven escritor que se vende por dinero, y así sucesivamente. Reynaldo Duret, psiquiatra de profesión, habló de sus motivaciones para escribir los textos, los cuales se basan en el miedo de sus personajes ante una realidad social o personal que está por encima de sus recursos adaptativos, y que los lleva a asumir conductas en cuyas consecuencias se ven finalmente atrapados.

Publicado por la colección Máscara, Una bola de luz viene a llenar el vacío de las publicaciones de obras de teatro que hay en el país; Santiago Portuondo Zúñiga, actor y director teatral, fusiona en su dramaturgia lo culto y lo popular. Pascual Díaz afirma en el prólogo: «Sus textos han sido creados en el fragor de la necesidad de complacer, en el más saludable sentido del término, al público».