Inicio
Cobertura informativa

Asaltar el cielo con un libro triste

por: Maydelis Gómez Samón

La fundación Editorial el Perro y la Rana de la República Bolivariana de Venezuela presentó en la sala José Lezama Lima de la Fortaleza de la Cabaña dos sugerentes títulos: Asalto al cielo y El libro más triste del mundo.

Asalto al cielo
es una antología poética de escritores de todas las nacionalidades. Este libro se publicó por primera vez en nuestro país en 1975 por la Editorial Arte y Literatura. Pero, según Elis Labrador, en las notas de presentación, el volumen que ahora se edita no ha alterado la propuesta original hecha por Cuba, pues ha respetado la intencionalidad de la antología y al mismo tiempo la ha enriquecido.

Labrador explicó que “se realizaron algunas mejoras a la edición original: se actualizaron datos como el lugar de nacimiento del autor,  fecha de fallecimiento y la incorporación de poetas de otros países. Su contenido nos pedía más testimonios locales y vivenciales, así que las voces seleccionadas buscan ampliar ese registro, conservando el espíritu contemporáneo y revolucionario, por no decir actual, de Asalto al Cielo”.

La mayoría de estos poemas proponen una dimensión política que apela a la solidaridad,  la conciencia y a lo humano. Entre los poetas que integran la selección podemos mencionar a Paul Éluard, Langston Hughes, Rafael Alberti, Víctor Valera Mora, Nazim Hikmet, Vladimir Mayakovski, Eduardo Sifontes, entre otros. De acuerdo con la contraportada de estas páginas, el lector encontrará en ellas “una promesa política y social de una lucha que no termina en el presidio, el exilio o la muerte, sino de una lucha que justifica su existencia en una revolución permanente desde el pensamiento, poema y acción”.

Por su parte, El libro más triste del mundo es una novela para niños que puede ser leída por cualquier generación. Durante la presentación la escritora venezolana, Laura Antillano, realizó una sinopsis sobre el tema que aborda el cuaderno y comentó las impresiones que le había dejado su protagonista.

Esta es la historia de Luquitas, quien a los cuatro años tuvo un accidente, y ahora vive físicamente limitado, sin poder comer, correr ni escribir. Es un libro en el que conviven el cansancio de una madre, la incertidumbre de un padre, el egoísmo de un par de hermanos y la mansedumbre de la palabra sabia de un abuelo que viene a curarlo todo.

Antillano dijo que a pesar de ser un libro triste tiene un final feliz y comentó al público la aceptación que ha tenido el texto en la misión Cultura Corazón Adentro que se hace en la patria de Simón Bolívar.

Este libro viene a aumentar el catálogo de su autor, el cubano Otilio Carvajal. Entre sus títulos publicados también destacan el Libro del profanador (poesía); Pájaros de noche (teatro) y Ponme la mano aquí (novela para jóvenes). Algunos de los lauros que Carvajal ha obtenido por su trabajo se encuentran los premios José María Heredia (teatro y poesía); Manuel Navarro Luna (poesía); Regino Botti (teatro) y Eliseo diego (novela para jóvenes). Hay que destacar, también, el trabajo realizado la ilustradora del volumen, la  joven venezolana Nathaly Bonilla.