Inicio
Cobertura informativa

Entre Gallegas y Enriqueta Favez: el camino digital del género

por: Dayron Oliva Hernández. Red Iberoamericana de Masculinidades

Palabras de presentación de Gallegas en Cuba y Por andar vestida de hombre, del Dr. Julio César González Pagés.

Quisiéramos agradecer a Cubaliteraria, el Instituto Cubano del Libro, la Editorial de la Mujer, por el espacio brindado en el marco de la presente Feria del Libro, y a ustedes por acompañarnos.

Es un honor presentar al Dr. Julio César González Pagés, profesional de las letras, las palabras y las acciones, reconocido por su quehacer investigativo relacionado al género, el feminismo y las masculinidades. Profesor de la Facultad de Filosofía e Historia de la Universidad de La Habana, pero sobre todo formador de conciencia e ideología en generaciones, del nuevo estudiantado, en temas tan sensibles como las equidades sociales y culturales. He ahí donde entramos a ser parte de esta mesa, Yonnier Angulo Rodríguez, Enmanuel George y alumnos de la Facultad de Filosofía e Historia, que acompañamos a nuestro Julio César; una pequeña representación del equipo de investigación Masculinidades en Cuba, ligada a la Red Iberoamericana de Masculinidades, creada y coordinada por el propio Julio César.

Hace apenas unos días atrás, en esta Feria, y específicamente en el Pabellón Cuba, el pasado sábado 12, fuimos testigos de un hecho histórico para estos estudios, la presentación de su primera sistematización en Cuba. Hablo de Macho, Varón, Masculino, cuya autoría la tiene quien nos enseña otras de sus obras.

Hoy la presentación que le ofrecemos forma parte del recorrido científico y académico de Julio César, de su camino que le hizo profeminista, y para saldar una deuda, entregarles a las mujeres cubanas una historia. No se detuvo y siguió, en honor a los aportes de inmigrantes que vinieron a Cuba y visibilizó a las Hijas de Galicia, les devolvió a esas mujeres gallegas -invisibles, discriminadas y explotadas- sus historias de sacrificio; las honró y les ofreció una Biblia. Reconoció en ese grupo vulnerable -por género y origen social-  una manera de revertir las relaciones desiguales entre hombres y mujeres, a través de la experiencia de la unión y la lucha por los derechos, cuando se organizaron y crearon sociedades y clínicas de salud. Es por eso que estamos aquí, para mostrarles Gallegas en Cuba. Pero tampoco fue suficiente, siguió su labor revolucionaria para las Ciencias Sociales. Apostó por la arqueología histórica con la publicación de su primer libro en formato digital. Al visualizar las consecuencias que vivió una mujer suiza por andar vestida de hombre en Cuba, Enriqueta Favez, quiso que estuviera en manos de todos, para no repetir situaciones de discriminación y estereotipos, ya sea por género, origen étnico y opción sexual. He ahí Por andar vestida de hombre.

Asimismo, una de las razones por la que presentamos ambas obras, descansa en el afán de su autor por las nuevas tecnologías, en alianza con una incondicional editorial amiga, la Editorial de la Mujer, dirigida por la excepcional Isabel Moya y su colectivo. En este sentido está la pretensión de iniciar juntos un camino hacia lo digital.

Si algo ha estado presente en Julio César, para quien ha seguido sus conferencias, entrevistas y obras, ha sido su capacidad para renovarse y apostar por el futuro y afianzar así los cambios en las ideologías y estructuras que han generado la desigualdad de género entre hombres y mujeres; por eso, esta mirada hacia las nuevas tecnologías, su importancia para las nuevas generaciones y su carácter interactivo y democrático.