Inicio
Cobertura informativa

Presentan compilación de cuentos infantiles venezolanos

por: Por Lilien Trujillo Vitón

Seducida por el universo mágico de la literatura infantil, la escritora venezolana Laura Antillano compartió, no desde “la orilla del cielo”, sino desde la sala Nuestra América del pabellón de las Culturas Invitadas a la feria, tres de los cuentos compilados por ella en el libro Leer a la orilla del cielo, de la editorial El Sapo y la Rana.

Se trata de una antología de veintiséis cuentos venezolanos para niños, que recoge a autores clásicos dentro de la literatura venezolana como José Rafael Pocaterra y Julio Garmendía, y a otros contemporáneos, como Mireya Tabuas; lo cual hace de este libro un texto de y para varias generaciones.

El más antiguo de los relatos presentes en la compilación es «De cómo Panchito Mandepuá cenó con el niño Jesús», de José Rafael Pocaterra, que incluso ha sido llevado al cine. Igualmente antológico resulta «Manzanita», de Julio Garmendia, a quien se le reconoce como el pionero en introducir la ficción pura en la literatura de ese país. Según Laura Antillano, «en un momento en que toda la literatura venezolana era muy criollista, folklórica, muy de lo cotidiano».

También están presentes en la antología los relatos «Mi madre en un pueblito de recuerdos», de Aquiles Nazoa; «Magnolia», de Silvia Dioverti; «El Barco Pirata», de Jesús Urdaneta; «La sirenita», de Armando José Sequera y «Colorín Colorado», de Velia Bosch, entre otros. 

Durante la presentación del texto Laura Antillano precisó que los estilos y enfoques de los cuentos resultan muy variados, y agregó: «En algunos de ellos es primordial el lirismo, en otros el humor; pero en la mayoría, el cuento puede tener una lectura para el adulto y otra para el niño, lo que señala la riqueza posible del texto». Explicó además, que la selección fue realizada tomando en cuenta tópicos que, por
naturaleza, son del agrado de las niñas y niños lectores, como dibujos de circunstancias, sentimientos y emociones, propios de su percepción de la realidad. 

La compiladora aseveró que el gran éxito que ha tenido Leer a orillas de cielo dentro de Venezuela se refleja en los tres mil ejemplares vendidos en menos de tres meses. Actualmente se maneja la idea de reeditarlo a través del Ministerio del Poder Popular con el objetivo de llevarlo a las escuelas, por la relevancia de los autores incluidos y la importancia de estos en de la literatura venezolana.