Inicio
Cobertura informativa

Martí, reivindicación del aborigen

por: Ernesto Cuní

El libro Ni «siervos futuros» ni «aldeanos deslumbrados». Documentos, José Martí, compilado por Miriam Herrera, perteneciente a la colección Alba Bicentenario, y fruto de la coedición de Ruth Casa Editorial y la casa editora Abril, fue presentado este viernes 18 de febrero, en el Centro de Estudios Martianos, una de las sedes de la Vigésima Feria Internacional del Libro, Habana 2011.

Del tema del indio americano en José Martí trata este libro. Tema que se ha enfocado quizás, no más de lo necesario, según la afirmación de Pedro Pablo Rodríguez, Premio Nacional de Ciencias Sociales y recién investido con el Premio Nacional de Historia, en sus palabras de presentación:

«El aborigen es tema de la historia de América y que las repúblicas criollas del momento tuvieron que enfrentar. Por los embates de la modernidad y las transformaciones neoliberales del momento, estos gobiernos no supieron qué hacer con esa población originaria y surge el problema del indio: ¿Qué hacer con el indio? ¿Cabían ellos o no, en esos proyectos modernizadores?»

Pedro Pablo esbozó varios ejemplos del proceder de algunos gobiernos en la región, como la Argentina de aquel entonces, que decidió conquistar La Pampa —conquista del desierto— cuando ya existían los gauchos en esa zona como parte de la mixtura indígena del lugar, y los exterminaron; o el caso de México, que le impuso al indio hablar español y hacerlo trabajar por un salario miserable. Todo este proceso fue asimilado poco a poco por Martí y conformando su ideario:

«Llegó a la conclusión de que los indios eran parte fundamental de las Américas, apareciendo el criterio, mantenido por él, respecto al mestizaje. Se identifica con esa gente que luchó por su tierra contra la conquista de América; ahí está la gran enseñanza política que nos dejo Martí».

Por su parte la compiladora del volumen, la investigadora Miriam Herrera, agradeció al Centro de Estudios Martianos por haberle abierto sus puertas para la investigación:

«Este libro no nació de inmediato, nació con otros objetivos. La idea surgió después, cuando poco a poco fui llegando a Martí. No es tarea fácil compilar a Martí, pero los estudios sobre la población originaria, que ya había hecho antes, me fue introduciendo. Había leído textos sobre las razas y ya tenía una base sobre este tema».

«Otros autores ya habían revisado documentos de Martí sobre la cultura originaria, pero era importante verlo nuevamente en estos momentos. Era necesario hacer algunas luces en zonas oscuras de los textos martianos sobre la temática al respecto».