Inicio
Cobertura informativa

Una bicicleta en los árboles

por: Kaly Smith Llanes

El origen de un libro es desconocido para el público si el autor no comparte la historia de ese nacimiento. Y pocas veces se puede recibir esta de boca del propio autor. Miquéu Montanaro relató en la sala José Lezama Lima la leyenda que envolvió la creación de Un vélo dans les arbres (Una bicicleta en los árboles), publicado por la Alianza Francesa.

El encuentro fortuito de Miquéu Montanaro con Reka Fekete, a través de la ingeniosidad del primero, y la relación instantánea que ambos establecieron, es lo que narra Una bicicleta en los árboles. Sin embargo, las anécdotas entre él, músico, y ella fotógrafa, comenzarían a surgir a través de un intenso intercambio de misivas. Las cartas o emails revisitados después de cuatro años fueron el estímulo para escribir e ilustrar el libro.

La narración se construye de una manera singular. Cartas, canciones y catorce historias conforman Una bicicleta en los árboles. Las leyendas que teje Miquéu presentan una característica peculiar: cada una es contada por un personaje diferente, pero son a su vez una misma visión de los hechos. Los protagonistas y narradores también son originales: el bosque, el vodka, el fuego y el océano cuentan esta “extraña” historia. Otra cuestión interesante en el libro es que el lector puede acercarse a sus páginas en cualquier dirección, pues cada relato puede funcionar como una entidad independiente.

Dos retos deja esta obra en la XX Feria. El primero es que solamente existe una edición en francés; el segundo es que queda abierta la invitación a que un editor la trabaje y traduzca para el lector cubano.