Inicio
Cobertura informativa

Tres revistas de Casa

por: Maydelis Gómez Samón

La Casa de las Américas es una institución que por más de medio siglo ha contribuido a preservar y enaltecer lo mejor de la cultura que se hace en el continente. Este lugar se ha convertido en la Casa Grande de las letras y las artes. Y, precisamente, las revistas constituyen una de las vías fundamentales para legitimar su trabajo en todo el mundo.

“Las revistas especializadas de la institución se caracterizan por actualizar lo que ocurre en nuestro continente, unificar experiencias, intercambiar criterios”, explicó Roberto Zurbano, director de Ediciones Casa, durante la presentación de las publicaciones Boletín Música (números 25 y 26), Conjunto (no. 153) y Casa de las Américas (no. 261).

María Elena Vinueza, directora de Boletín Música, se refirió a los contenidos del no. 25, el cual recoge momentos del II Encuentro de artistas y escritores de América Latina y el Caribe, Casa Tomada. A través de más de 150 páginas “se brinda una mirada a nuestros musicólogos más jóvenes; constituye un momento propicio para repensar el presente y el futuro de la musicología en el continente”, afirmó Vinueza. Además, como ya es habitual en esta publicación, cuenta con la partitura de un músico contemporáneo. En este caso se trata de la obra de Sigfredo Macías, Remembranzas, para dos flautas y dos clarinetes.

Así mismo Vinueza hizo referencia al ejemplar 26, que propone el dossier A la cantora de América, homenaje póstumo a Mercedes Sosa. También aborda el tema de los músicos latinoamericanos en Nueva York y aparece un comentario sobre el más reciente disco de Silvio Rodríguez, Segunda Cita. La partitura que propone es Letra con alas, para piano y voz, realizada por Carlos Colón-Quintana.

Por su parte, Marta María Borrás, editora de Conjunto, hizo alusión al contenido del más reciente número, integrado por tres dossiers. El primero, dedicado al arte del performance. Aquí encontrarnos trabajos de Vivian Martínez Tabares, Eleonora Fabiao, Anabelle Contreras, entre otros. El segundo está reservado para la obra del gran artista argentino Javier Villafañe, quien es considerado el autor más interpretado en América Latina. El último lo ocupan las memorias del encuentro de teatro entre cubanos y colombianos en el Festival de Manizales.

Mientras, el no. 261 de Casa de las Américas está dedicado al escritor de Paradiso. Secularidad de Lezama es el tema de la revista, que según Zurbano viene a completar el ciclo de homenajes que se le hizo a lo largo del 2010, año de su centenario. En ella encontramos varias aproximaciones realizadas por miembros del grupo Orígenes, participantes del coloquio que se organizó en la institución, entre los que destacan: Fina García Marruz, Roberto Fernández Retamar y Ciro Bianchi. Aparece el testimonio del médico de Lezama, José Luis Moreno, quien lo atendió hasta su muerte.

Enhorabuena estas tres revistas, las cuales, al decir de Zurbano, “ofrecen modelos de la cultura, y sirven de material de consulta para quienes deseen acercarse al mundo de las letras y las artes en Cuba y en América”.