Inicio
Cobertura informativa

Extramuros: Donde lo cotidiano y lo soñado son cómplices

por: Dulce M. Sotolongo Carrington

Ediciones Extramuros se ha caracterizado por proponer títulos interesantes para el público infanto - juvenil ,desde las limitaciones que impone las ilustraciones en blanco y negro. En esta 20a Feria Internacional del Libro ofrece cuatro ejemplares de poesía que serán del agrado del lector capaz de ver belleza más allá de los estereotipos generalizados donde se impone el color.

En Entre chifladuras y disparates, Antonio Santana Pérez, conversa con el amigo pequeño, a quien le cuenta sobre cotorras, gatos, cangrejos con pasaportes o payasos con patinetas. Entre guanajos y limoneros, tras montes o lejanos ríos, se mueven estos personajes, para conocer de un mundo donde lo cotidiano y lo soñado tienen complicidad, en versos de quien escribe pensado en los que aún buscan aquella antigua cita con la imaginería.

Así, Antonio Santana Pérez, graduado de Pedagogía, supo combinar su profesión e ir más allá del aula con el arte de narrar versos y lo hace aprovechando sus dotes humorísticas. Crea a un personaje que será del agrado de los niños: Disparate. Chiflado, aventurero, soñador, loco  nos hablará del amor, la geografía, el valor. No faltará el abecedario en un  Menú de letras, no por difícil de comprender, delicioso.

En el rap de la zanahorias, Antonio Vilaseca, propone  un acercamiento a las más clásicas formas estróficas  como la décima y el soneto, a través de un tratamiento novedoso de canciones y juegos infantiles.

Entre consejos, regalos de bodas y nanas, el poeta, se muestra hábil y cuidadoso, irreverente y trasgresor. Porque ¿no es acaso un rap el pretexto elegido para versar? Entonces  entre líneas discurre la osadía, los acordes, los tonos de un universo sonoro para nada incompatible con el ejercicio poético.

Economista, promotor cultural, practicante del yoga y poeta, el autor con varias publicaciones y premios nacionales (Félix Pita Rodríguez y Farraluque), cual rapero emprendedor, sabe atrapar al lector entre el ritmo y  el verso. Poesía rara, pletórica de imágenes bellas y feas, donde el amor y el desamor no conocen fronteras: El pozo mágico y Poemas verdes para Mariam, es el regalo que utilizan una abuela y un abuelo para obsequiar a  sus nietos. Porque a través de la magia de los años, ellos todo lo pueden, la palabra se convierte en verso, canción que con sabia ternura guía los pasos del niño.

Francisco Arturo Bauzá dedica su libro El pozo mágico a Cinthia: si el amor es poesía, tú siempre vas conmigo.  El maravilloso poeta Roberto Manzano dice en las palabras preliminares:

Lo vegetal, lo animal, lo geográfico, lo mítico, lo familiar y lo fabuloso se amalgaman en la mente del abuelo que canta, para el disfrute lleno de lecciones, donde el juego es la vida entera, el universo desplegado hacia la risa y la comprensión.

En poemas verdes, María Elena Sablón, la abuela, ofrece la naturaleza de regalo a su nieta: Este mundo verde que yo me inventé… Hace un llamado tierno a preservar el habitad de los animales: Camina la garza por esa maleza / parece una diva parece princesa / Pero no es su mundo y va junto al río / sintiendo nostalgia / de su primer nido.

Con poesía y amor todo se puede, hasta colorear de esperanza las cubiertas de estos libros.