Inicio
Cobertura informativa

Los premios Oriente en La Habana

por: Kaly Smith Llanes

La fiesta del libro en Cuba permite esos intensos y fructíferos intercambios entre diversidad de escritores, editoriales y público. Recibir en La Cabaña los premios de Ediciones Oriente constituye un inmenso regocijo para los lectores. Inmenso regocijo no solo porque se abraza a una editorial que llega a su cuarenta aniversario con una producción de primera línea en el país, sino también porque sus propuestas constatan la alta calidad de las letras cubanas contemporáneas.  

En la sala José Lezama Lima se presentó al público La rosa en su jaula, de Luis Yuseff y La casa de tu vida, de Lorenzo Lunar, dos promesas de interesantes lecturas que llevarán a los lectores a agudas reflexiones.

Teresa Fornaris entregó, a propósito de la presentación de La rosa en su jaula, unas palabras que bien valdrían el calificativo de admirables. Con una simbología personal se descubre un poemario “coherente hasta en los detalles nimios”. La estructura de esta obra, que desde el propio título evoca una elegancia íntima, poco habitual en los tiempos que corren, transita de lo reflexivo a lo lírico, a lo conversacional, pero con tan maestría que es casi imposible desgajarlas. Luis Yuseff muestra “más allá de sentimentalismos” un dolor del que solo se aprende para curar una herida.

Los poemas se construyen a partir de una gran variedad formal: verso libre, epigrama, extensas arquitecturas de casi cien versos y prosa. La escritura se complejiza en tanto interactúa con otras lecturas, otros autores que solo lectores avezados pueden percibir. Estas “apoyaturas deviene el cuerpo del poema mismo”, comentó Fornaris. A las temáticas que hilvanan las páginas del cuaderno pertenecen: el amor, la amistad, la visualidad del otro, la aceptación de la muerte como parte del proceso vital, convirtiéndolo en “un espacio intenso de profundas valoraciones”.

La interesante oferta de la Editorial Oriente confirma la valía de los poetas jóvenes de la Isla, y reconoce la lectura de estas bellas páginas como un acercamiento a reflexiones que, desde la subjetividad del autor, encauzan hacia cada rosa que permanece enjaulada.

“En todas las ferias del libro de los últimos años le presento algún texto a Lorenzo Lunar, y eso habla muy bien a favor de su productividad y de su diálogo con las casas editoriales cubanas” comenzó su exposición Jesús David Curbelo. La casa de tu vida permite conocer una nueva faceta narrativa de su autor que, sin abandonar sus conocidos códigos neopoliciales, ya venía dialogando con otras maneras de hacer novela. Esta obra es diferente, y trata uno de los temas más importantes para el hombre: la casa. “La literatura cubana ha sido pródiga en libros que hablan de la casa como espacio ontológico y simbólico, sin embargo, no tanto la presentación como el drama de la vivienda. Este libro juega con esas carencias que presenta la narrativa”, expresó Curbelo.

La casa de tu vida devela diferentes situaciones de la cotidianidad en nuestro país. Lorenzo Lunar, utilizando la segunda persona narrativa, nos cuenta los avatares por los que pasa un hombre para conseguir una vivienda. El procedimiento literario para narrar pasajes de la historia del cubano consigue un tono elegíaco que resulta “conmovedor”. La marginalidad, la ironía y el sarcasmo también transitan por las páginas de la novela.

Premios Oriente entrega dos textos de inigualable calidad. El mejor homenaje a esta importante editorial en su cuarenta cumpleaños es leer, disfrutar de estas propuestas que nos regala la 20ª Feria del Libro.