Inicio
Cobertura informativa

Presentan obras del premio Carpentier 2010

por: Martha Isabel Andrés Román

Las tres obras merecedoras del Premio Carpentier en su edición del año 2010 se presentaron este jueves en el marco de la Feria Internacional del Libro, bajo el sello de la editorial Letras Cubanas y con la presencia de los galardonados.

Virgilio Piñera o la libertad de lo grotesco, título premiado en la categoría de ensayo, de la autoría de David Leyva González, constituye un acercamiento a este recurso en la obra del destacado intelectual cubano. La investigación ahonda en la mayor parte de la producción de Piñera, que incluye poesía, cuento y teatro.

Según expresó Leyva, “el libro es la defensa de un autor y de una palabra; se une a todos los empeños que tratan de revalorar la figura de Piñera y su importancia para nuestra cultura”.

En la categoría de cuento se presentó Del otro lado, obra de Rafael de Águila en la que la mujer se vuelve protagonista. El volumen está integrado por once relatos organizados a partir de los movimientos de una sonata clásica, y en ellos reina una extraordinaria concepción estética y narrativa.

Del otro lado es un libro-mujer, porque sin mujer no hay libro, no hay vida, no hay nada. Los personajes masculinos no tienen peso en estas historias; la fémina se vuelve el centro. Y también se trata de un libro-Cuba, ya que si la mujer está en el centro, todo lo que es Cuba se halla en los extremos”, afirmó Águila al referirse a la obra.

Por otra parte, la novela estuvo representada a través de Una biblia perdida, texto de Ernesto Peña González en el que el autor se centra en una de las etapas más significativas de la historia cubana antes del inicio de las guerras independentistas: la conspiración de Aponte. Un curioso libro de imágenes incautado después de la sublevación, en el que Aponte recreó lo momentos más trascendentales de la raza negra, constituye el punto de partida de una novela donde historia y fabulación se unen en códigos de suspenso para guiar al lector por los entramados de la Cuba colonial, de la mano de conocidos personajes de la época.

Con la presentación de estas obras, ganadoras del lauro literario más prestigioso del país, el público puede acceder a tres textos de absoluta calidad, exponentes de la mejor creación nacional en los diferentes géneros.