Inicio
Cobertura informativa

Propuestas de Sancti Spíritus en la Feria

por: Kaly Smith Llanes

Ediciones Luminaria, y Capiro, sedujeron a los presentes en la sala José Lezama Lima con sus propuestas. Cinco libros conforman la entrega de estas dos ediciones territoriales de Sancti Spíritus: Ocultos en la mano, de Esbértido Rosendi; Cartas a Giselle, de Manuel González Busto; Clase magistral; de Rigoberto Rodríguez Entenza; Lejos de la tierra prometida; de Gustavo Ramos, y Poemas nocturnos para L, de Pedro Llanes.
  
El intercambio de criterios de los presentadores fue tan intenso que el espacio no alcanzó para abordar los cinco títulos y se hizo necesario dejar para la tarde Clase magistral y Lejos de la tierra prometida. Las tres obras presentadas representan una  renovación en las formas y las voces.
  
Ocultos en la mano, de Esbértido Rosendo, transita por el haiku y el “agudo epigrama” para abordar temáticas que abarcan diversas facetas de la vida y oscilan entre “felicidad, amor, mezquindad, muerte, avidez política o de otro tipo”. Los cortos mensajes de Rosendo, “lejos de causar temor, son resueltos con eficaz sencillez estética”, e incluso se pudiera decir algo más: la solución está contenida en la propia ética del tema que su autor abraza. La cultura, la filosofía y el pensamiento se entretejen para entregarse a un lector sagaz, que encuentre en esas formas simples un acercamiento profundo a la realidad que las crea.
  
Una particularidad posee Cartas a Giselle: el uso de la epístola. Si bien la literatura cubana tiene grandes escritores que han desarrollado esta fórmula dentro de su obra –Nicolás Guillén, Roberto Fernández Retamar y Norge Espinosa- el novedoso empleo del recurso por parte de Manuel González Busto se debe a varias causas. La primera es que Cartas… constituye una ruptura dentro de su poética. La segunda es que Manuel, el sujeto lírico que habla, encuentra en Giselle un receptor para contar en sus emails problemas profundamente serios como la falta de amor, el exilio y las relaciones de poder. Aunque esta obra es un poemario, su autor se “libra del verso, lo dinamita” y escribe en una trabajada prosa que se “contamina” con la música popular y el ballet; juega con otros géneros literarios.

  
Un libro que dialoga con eminentes poetas cubanos -José María Heredia, Gertrudis Gómez de Avellaneda, Virgilio Piñera, Juan Clemente Zenea y Eliseo Diego- es Poemas nocturnos para L, de Pedro Llanes. La incertidumbre y el mito de la luz que aproxima al hombre a la naturaleza, recorren como leitmotiv las páginas del poemario. Los versos de Pedro Llanes unifican la lírica tradicional con la más contemporánea, y también al hombre con la poesía. Placetas, el lugar de nacimiento del poeta, se torna una ciudad sagrada que se transfigura constantemente. Ella es una y múltiple: jardín, biblioteca, festín, donde confluye el tiempo; es “el lugar donde todo ha ocurrido u ocurrirá”.
  
La poesía embruja, de eso los lectores no tenemos la menor duda, más cuando se trata de excelente poesía como la que  Ediciones Luminaria, y Capiro ponen a nuestra disposición en esta fiesta del libro en Cuba.