Inicio
Cobertura informativa

De cómo la CIA y la DEA fueron derrotadas en Bolivia

por: Félix Bolaños

Evo en la mira. CIA y DEA en Bolivia, de la destacada escritora y periodista revolucionaria argentina Stella Calloni, es un texto que reúne cronologías imprescindibles, producto de investigaciones acuciosas, testimonios y entrevistas, que relatan todo lo ejecutado por la injerencia externa sobre Bolivia a lo largo de la historia, y los presuntos planes para asesinar a Evo Morales, el primer presidente de procedencia indígena y elegido por un pueblo que ha sido silenciado durante siglos.

El volumen, publicado por la editorial Punto de Encuentro, fue presentado en la sala Nuestra América por el señor Paulino Soria, excelentísimo embajador del Estado Plurinacional de Bolivia, en Cuba.

Aborda también Evo en la mira…, los intentos de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) por desacreditar, e incluso, eliminar a Evo en sus días de líder sindical de los cocaleros de Cochabamba y la conspiración urdida entre la Agencia Central de Inteligencia (CIA), la embajada yanki en La Paz y los elementos más reaccionarios del oriente del país para asestar un golpe de estado a mediados del año 2008.

El embajador boliviano, que expuso su testimonio de las traumáticas relaciones entre su país y Estados Unidos en las últimas décadas, dijo que toda esta guerra de la CIA contra Fidel, el Che, Allende, Chávez y ahora contra Evo, demuestra cómo el odio de aquel imperio se ha focalizado sobre personas que han contribuido, desde procesos importantísimos, a cambiar la historia de este continente, y que han plantado banderas antiimperialistas y anticolonialistas, «como había que hacerlo».

Concluyó Soria sus palabras, y aseguró que Evo en la mira…, redactado en un estilo periodístico desenfadado, de una manera muy fresca, muy amistosa, que además de ser apreciado como material de consulta, «se deja leer y querer», se constituye en un alegato vital, que desenmascara una vez más la verdadera política y los procesos de desestabilización que han empleados por los sucesivos gobiernos norteamericanos contra nuestros pueblos.

Stella Calloni, a quien los lectores cubanos recuerdan por ser la autora también de Operación Cóndor. Pacto criminal, expresó que le causó sorpresa en su investigación constatar cómo «la injerencia de Estados Unidos en Bolivia era eterna», al tiempo que afirmó que «el pueblo boliviano resiste a ella con los movimientos obreros, campesinos y pueblos indígenas». Reveló que el libro se hizo con la idea de demostrar esa intromisión, «porque cuando se persigue a un líder popular para matarlo, se persigue a un pueblo, no se persigue a un persona, sino lo que representa».

Paralelamente, el texto sigue la resistencia popular a la dependencia, que comenzaría a romperse con las luchas de los últimos años: las guerras del agua, del gas, la lucha contra los militares estadounidenses en El Chapare, el protagonismo popular en rechazo a los intentos de imponer la dictadura neoliberal y que terminaron con un pueblo en calles y carreteras.

Fidel, Chávez, Correa y Evo, simbolizan la derrota de la injerencia norteamericana, una auténtica metáfora de los nuevos tiempos que llegan para quedarse. Eliminarlos físicamente es uno de los planes de estos engendros imperialistas, nada novedoso si se estudia la cantidad de asesinatos políticos perpetrados por Estados Unidos en todo el mundo y en su propio país. Pero ahora se les hace esquivo, no pueden entender los lenguajes de un mundo renaciente, que desenterró sus espejos para mirarnos en ellos, en los tiempos de la dominación, y en el esplendor de las resistencias.