Inicio
Cobertura informativa

Premios y presentación de los Calendarios 2010 y 2011

por: Yohamna Depestre Corcho

 

Los premios Calendario, auspiciados por la Asociación Hermanos Saíz, fueron entregados y presentados en la sala alternativa La Pérgola de Nicolás Guillén a las tres de la tarde en el Complejo militar Morro-Cabaña. En esta ocasión se entregaron cinco premios en los géneros de cuento, literatura infantil, teatro, ensayo y poesía.

Estuvieron presentes Abel Prieto, ministro de Cultura; Miguel Barnet, presidente de la UNEAC; Reynaldo González, Premio Nacional de Literatura, entre otras personalidades.

El dúo Karma dio inicio a uno de los lauros más importantes para jóvenes creadores de Cuba, a continuación se leyeron los esperados premios.

El jurado de narrativa, integrado por Raúl Flores Iriarte (quien leyera el acta), Daniel Díaz Mantilla y Alberto Guerra Naranjo, decidió entregar el premio a Yonnier Torres, de Villa Clara, quien concursó bajo el seudónimo Faulk y el cuaderno “Esto funciona como una caja cerrada”; el tribunal decidió otorgárselo por su evidente voluntad de estilo, buen nivel de humor y desenfado en las historias narradas.

La junta destacó la amplia participación de los jóvenes narradores en este concurso convocado por la AHS y su sección de Literatura.

Recomendó a los participantes ejercer la escritura como un oficio donde lenguaje y concepto deben andar en perfecta armonía y sin evidentes desentonos, máxime cuando se trate de cuadernos de cuentos; además garantizar un buen balance en todos los cuentos y procurar un estrecho trabajo de edición con el autor antes de publicarlo.

El segundo turno le tocó al teatro, con un jurado integrado por Julio César Ramírez, Gerardo Fulleda León, Yerandy Fleites Pérez. El acta fue leída por Jaime Gómez Triana, vicepresidente de las AHS, puesto que los miembros del jurado no pudieron asistir. El premio fue para Junior García Trían, de Holguín, que, bajo el seudónimo  de Diego se presentó con el título “Semen”.

Se tuvo en consideración la solidez de la estructura dramática, que asume desde una óptica contemporánea los más diversos mecanismos de representación, la singularidad de la fábula, el franco acercamiento a nuestra realidad más inmediata, a través del sistema de personajes propuesto, así como por la objetividad del discurso. Es un texto que desde su concepción para la escena ofrece una mirada novedosa a la dramaturgia cubana actual, al tiempo que se inserta orgánicamente dentro de lo mejor de nuestra tradición teatral. El premio fue dado por unanimidad.

Para literatura infantil se conformó el jurado integrado por Teresa Cárdenas, Olga Marta y Eldys Baratute, quien leyera el acta. Abriendo la plica frente al público, se reveló al ganador: Yohan Balón Gómez, de Camagüey, quien concursó bajo el seudónimo Bolodia con la obra “Un trío y la fama”, por recrear una historia en la que, a través de la visión de un narrador-personaje niño, se esbozan conflictos importantes de la familia cubana y se resaltan valores universales como la amistad y el amor filial, con un lenguaje coherente, alejado de cualquier intención peyorativa o de menosprecio al libro.

Al estrado fue la poeta Caridad Atencio para entregar el premio de ensayo. Había compartido el jurado con Ana Cairo Ballester y Roberto Zurbano. El premio fue dado, por unanimidad, a Alejandro Leonardo Fernández Calderón, de La Habana, quien participó con el seudónimo Un sobreviviente independiente de color y la obra “Viviendo después de la guerrita del doce. En busca de las secuelas de una masacre”.

La obra fue escogida por el abordaje de un tema necesitado de urgentes y profundos análisis historiográficos, presentados en este libro desde sus génesis políticas hasta las consecuencias posteriores que tuvo este hecho sobre la población, los imaginarios y el espacio político del país. El autor aprovecha una documentación variada que va desde el trabajo en archivo hasta la literatura de ficción, utilizando toda la prensa de la época y también la bibliografía más actualizada dentro y fuera de Cuba sobre el tema. Es un libro que podría hacer un abordaje más extenso del asunto estudiado, pues el material bibliográfico con que se ha trabajado permitiría un mayor desarrollo de sus tesis principales.

Para finalizar el acto de entrega, vino el poeta, ensayista y crítico Norge Espinosa, quien dio a conocer al ganador en el género de poesía, mediante el acta, y se le otorgó a Maylan Álvarez Rodríguez, de Matanzas; su plica tuvo el seudónimo de una diosa griega Gertrudis Samper y concursó con el cuaderno "Naufragios del San Andrés".

El jurado, integrado también por Leyla Leyva e Ismael González, lo escogió por unanimidad por encima de 18 obras concursantes, pues el cuaderno maneja como referente el inolvidable libro de Edgar Lee Master, Antología de Spoon River, y logra hacer de esa fuente un camino que la voz autoral recorre con dominio propio, trasladándolo a un conjunto de vivencias y personajes que aparecen ante el lector mediante un ejercicio lírico depurado, ajeno a retóricas innecesarias, y que comunica con sutileza e inmediatez toda una atmósfera resuelta con excelente oficio y verdad literaria.

Para concluir, quedó abierta la convocatoria del Premio Calendario 2012, en el que concursarán los siguientes géneros: poesía, cuento, ciencia ficción, literatura infantil y teatro.

La actividad se cerró con la presentación de los cuatro títulos ganadores de los premios Calendario 2010, publicados bajo el sello editorial Abril, que fue presentado por Reynaldo González.