Inicio
Cobertura informativa

Ondas líricas en clamor

por: Ernesto Cuní

La poesía, esa que intenta apagar hogueras y preguntas inciertas desde tiempos memorables, se une en esta Vigésima edición de la Feria Internacional del Libro en La Habana, desde La Pérgola, Pabellón Cuba, en la barriada capitalina del Vedado, para protagonizar el quinto encuentro del evento Voces contra la guerra nuclear, llamado que hiciera el Festival Internacional de Poesía de La Habana, presidido por el poeta Alex Pausides.

Personas con historias tan sencillas y comunes como la de la poeta colombiana Ángela Penagos, que leyó un poema que su abuelo susurraba en los oídos a su abuela, hoy alzan sus voces con un reclamo diferente: el reclamo a la conservación de una especie que esta gravemente amenazada y en extinción, como afirmara el líder histórico Fidel Castro, es necesario que el Hombre viva en paz y armonía.

Allí se dieron cita hombres y mujeres cultivadores de la poesía en Latinoamérica —uno de los principales escenarios donde la política agorera del imperio ha puesto al borde de una guerra, recordar la Crisis de los misiles en Cuba— para cantarle a la paz: los argentinos Blanca Salcedo y Rodrigo Rojas; las colombianas Ángela Penagos y Gisela Delgado; el ecuatoriano Cristian Avecillas, entrañable amigo de Cuba; el mexicano Manuel Cuautle, y los cubanos Natacha Santiago, Yunier Riquenes y Elsa Claro.

Como el impulso de la buena poesía es irresistible, he aquí algunos de los versos pronunciados por los poetas, conectados por esa energía del clamor:

Verter de las cuencas hacia adentro… los poros aún afilan los dientes bajo la tarde… los árboles ya son sólo lujo de coleccionistas…vida ya reuní el material para ti…al igual que la guerra, el amor fortaleció mis huesos del alma…hijo germina de nuevo mientras me hundo en la tumba que te guarda… no ocurre nada importante en el mundo, apenas unas guerras…lluvia ácida, débil utopía.