Inicio
Cobertura informativa

Suma: un gesto de Dora Alonso

por: Dulce M. Sotolongo Carrington

Juan Ramón de la Portilla, director de la UNEAC en la provincia de Pinar del Río, destacó cómo el pasado año fue el centenario de Dora Alonso y las actividades que se realizaron para celebrarlo. La escritora  Nercy Felipe hizo la propuesta a ediciones Loynaz de publicar Suma, un poemario que en el 2010 la editorial Letras Cubanas dio a conocer.

José Raúl Fragela, editor, poeta y encargado de hacer la presentación de este bello poemario, destacó:

«Puede pensarse que Suma es un nombre inapropiado, sin embargo, cuando uno lee la obra comprende cuánta razón tuvo la autora para titularlo así. En él podemos encontrar muchos  de los elementos que caracterizaron la poética de la escritora matancera. Es poesía para adultos, pero está presente el grillo, las flores, los árboles y otros elementos de la naturaleza que ella utiliza en su literatura infantil. El libro es un gesto de protesta, una queja por las limitaciones del cuerpo».

Soler Puig escribió en cierta ocasión que los viejos son niños que sueñan; esto le ocurre a Dora en el poemario cuando  afirma:

Yo era una niña.
Soñaba con todas esas cosas,
con que las niñas sueñan
en la hora de los sueños y las niñas.

Despiértame:
Quiero mirar la vida.

La reedición contribuye a que Dora vuelva a estar entre nosotros, a que no duerma nunca. Es un libro publicado en Pinar Río, provincia donde se encuentra su Viñales querido, donde reposan sus cenizas.