Inicio
Cobertura informativa

Cubaliteraria: un concurso para motivar la creación

por: Dulce María Sotolongo Carrington

Dice un amigo mío que, según Julio Cortázar, los concursos sirven de acicate para terminar una obra; yo agregaría que también son motivos de celebración y un pretexto para enriquecer los catálogos de quien los convoca.

Me atrevo a afirmar que en los tiempos actuales, con las dificultades que existen para publicar en la prensa plana, el periodismo digital se convierte en un método eficaz para realizar una crítica actualizada. En muchos casos, cuando se publica una reseña sobre un libro o revista ha pasado mucho tiempo desde que se escribió, y en ocasiones ni el propio autor está de acuerdo.

Desde su creación, Cubaliteraria ha tratado de llenar el vacío que existía en el país. En su interior ya es asiduo encontrar nombres como Alberto Garrandés, Adelaida Fernández de Juan, Roberto Méndez, Virgilio López Lemus, Marilyn Bobes, Ricardo Riverón, junto a otros que recién comienzan su ejercicio en esta tarea, como estudiantes de periodismo y jóvenes escritores.

A propósito de su X aniversario, este portal de la literatura cubana convocó a un certamen con el fin de celebrar los diez años de su creación y motivar a los escritores a hacer periodismo digital. Pablo Rigal, su director, afirma: «El concurso iba a ser en un principio promocional; no iba a tener premiación. Luego nuestro colectivo analizó que debía realizarse un acto público en el marco de la Feria para congratular a los ganadores».

En esta primera edición resultaron galardonados: Frank Castell con su reseña «Las puertas y el estigma: éxodo para dos mitades»; Marcel Lueiro Reyes con el artículo «La explosión severa». En el género entrevista fue otorgado un premio a Nancy Maestigue Prieto por «Armando Cristóbal: la “ronda” de la historia» y una mención a Ernesto Cuní, por «La toma del cuento».