Inicio
Cobertura informativa

Vigencia del pensamiento del Héroe Nacional José Martí

por: Javier Gómez Lastra

«Mis amigos saben cómo se me salieron estos versos del corazón», así escribiría José Martí la presentación del libro Versos sencillos, una de las obras poéticas más importante del Apóstol, y a la cual expertos en el tema, dedicaron hoy una jornada de debate y homenaje.

En el encuentro, enmarcado en las actividades de la 20ª Feria Internacional del Libro Cuba 2011 y celebrado en el Centro de Estudios Martianos, especialistas de esa institución científica reiteraron la vigencia del pensamiento del Héroe Nacional y la importancia del conocimiento del mismo, capaz de mostrar una vida entregada por entero a la libertad, a la unidad histórica de Latinoamérica y a la causa universal del mejoramiento humano.

David Leyva aseguró que, Martí constituye el talento más grande que ha conocido la literatura cubana y es un clásico universal; además,  representa un ejemplo de consagración y capacidad, muestra de una existencia donde la literatura, el hijo, la familia y hasta la vida, fueron objetos de sacrificio en pos de alcanzar su ideario de Patria.

El especialista al ahondar en su análisis, aseveró la capacidad del Maestro al escribir los Versos sencillos bajo tensiones políticas insospechadas, ser voceado presidente de una idea de república que murió consigo, ser general sin combates militares y alcanzar la gran literatura a través del periodismo, que salvo en contadas excepciones, deviene en un género de escaso valor literario. 

Marlén Vázquez, precisó que la dedicación del Apóstol a la independencia se aprecia en todas sus facetas literarias, desde el epistolario personal hasta los versos de amor a su hijo en el Ismaelillo; y consideró que Martí imprimió a su obra un sello de originalidad, además de ser un renovador de la lengua española.

En el trabajo martiano se aprecian las maneras e imágenes de grandes genios de la historia del arte, pero no a través de un  reconocimiento explícito, sino mediante la asimilación disgregada de varias literaturas insertadas en su estilística tan peculiar, dinámica e intensa, como su propia personalidad de cubano universal. Agregó que fue un gran degustador de la aventura, las crónicas de los conquistadores y de la mirada prístina de los poetas padres de todas las culturas, en especial de la visualidad y riqueza de nuestras culturas precolombinas.