Inicio
Cobertura informativa

Editora Historia en la vigésima Feria

por: Rolando Julio Rensoli Medina

Que la ciencia histórica exista y junto a ella la didáctica de la historia es cuestión bastante aceptada sin embargo siempre se relaciona el texto de contenido histórico con algo tan científico que se hace elitista e inalcanzable. Algunos piensan que la Historia no es literatura amena o que se trata de textos demasiados densos para el lector común, a pesar de que la vida ha demostrado que la literatura histórica puede resultar agradable para el placer y necesaria para el espíritu además de ser fuente de cultura general. Otros opinan que solo se exceptúan de este concepto los llamados chismes históricos, las crónicas noveladas o la narrativa.

Las ventas de la Editora Historia en esta 20a Feria Internacional del libro Cuba 2011, que supera los 900 ejemplares y los 15 mil pesos cuando la fiesta literaria aún arriba solo a su mitad, demuestra cuán atractiva resulta la temática histórica a un público cada vez más culto como el cubano. Varios han sido los productos “estrellas” según el argot del comercio para este sello editorial que se encuentra inmerso en su tercera feria y primera con stand propio. La colección de Historia de Cuba en 3 tomos: La colonia, Las luchas y La Neocolonia, un producto institucional colectivo del Instituto de Historia de Cuba contratado a la Editora Política y comercializado por la Editora Historia, ha colapsado los almacenes de este casa editorial por el interés mostrado por el público estudiantil y profesional. De la misma forma han tenido un éxito notable los tres libros de historia de la religión producido por la Casa Historia; dos de Yoana Hernández Suárez: A la sombra del espíritu e Iglesias cristianas en Cuba entre la independencia y la intervención y el otro, de Oilda Hevia Lanier: Prácticas religiosas de los negros en la colonia. Los libros de historia regional y local como las síntesis históricas provinciales de Villa Clara y Las Tunas y la municipal de Holguín, así como la monografía del legendario barrio capitalino de Jesús del Monte, son también de interés de una buena parte del público.

En esta feria, la Editora Historia presentó en las salas de la Cabaña: Iglesias cristinas…, la selección temática Fidel: mujer, niñez y familia, Volumen I y las colecciones Anales y Memorias de las historias provinciales y municipales. El Encuentro de historiadores organizado por la UNHIC (Unión Nacional de Historiadores de Cuba) y la Editorial de Ciencias Sociales en la Casa del ALBA Cultural sobre el cincuentenario de la proclamación del socialismo, de Girón y de la alfabetización también resultó de interés al igual que el de historias compartidas organizado por la UNEAC y la propia editorial. Otros títulos de temática histórica esperan su estreno como el tercer tomo de Primer Partido Comunista de Cuba, de Angelina Rojas Blaquier, por la Editorial Oriente y otros por distintos sellos editoriales mientras el gran momento de los historiadores en la feria será la entrega del Premio Nacional de Historia 2010 al doctor Pedro Pablo Rodríguez López y los de las de la Crítica histórica Ramiro Guerra en biografía y ensayo, José Luciano Franco y Fernando Rodríguez Portela.