Inicio
Cobertura informativa

Hay Casa también para la música latinoamericana

por: Sandra Álvarez Ramírez

Tal como se esperaba, la presentación de la cantora argentina Liliana Herrero en la Sala Che Guevara de la Casa de las Américas resultó ser de excepcional trascendencia para la presencia de la cultura latinoamericana en la Casa de todos.

Organizado por el Centro Pablo de la Torriente Brau, al igual que sus presentaciones anteriores, la reconocida folclorista latinoamericana, junto a su coterráneo el guitarrista Pedro Rossi, interpretaron cerca de diez temas de compositores del cono sur.

Entre los canciones sobresalieron Y dale alegría a mi corazón de Fito Páez, Parte del Aire y el Corazón es agua, con Karma, esta última, poema de Miguel Hernández musicalizado por el dúo y que le valiera a esos dos jóvenes trovadores el primer premio del concurso realizado por el Centro Pablo para celebrar el siglo del poeta. Casi terminando el concierto, Herrero interpretó el tema con el cual se despidiera de La Negra (Mercedes Sosa), de quien reconoce ser amiga y seguidora.

Estuvieron presentes en la cita destacados músicos e intelectuales, como Roberto Fayas, Estela Bravo, Santiago Feliú y Víctor Casaus, además, la delegación argentina invitada a la actual Feria del Libro y algunos argentinos residentes en la isla.