Inicio
Cobertura informativa

Coinciden escritores para niños en resurgir del género en Latinoamérica

por: Javier Gómez Lastra

Escritores latinoamericanos de textos para niños afirmaron hoy que en la región existe un resurgir en el género, impregnado de  identidad y que avanza en favor de la promoción del conocimiento de la historia y de los héroes del continente.

Reunidos con motivo de la 20ª Feria Internacional del Libro (FIL) Cuba 2011, los literatos aseguraron sentir un elevado nivel de compromiso y de seriedad, acorde con las exigencias del trabajo para las nuevas generaciones y enmarcado en el momento actual.

Liliana de la Quintana, presidenta de la Academia Boliviana de Literatura Infantil y Juvenil, aseveró que en su país existe un resurgir en esas publicaciones, a partir de nuevas reformas educacionales, además, dijo, que en la actualidad las editoras brindan un mayor peso a la ilustración y el color en las impresiones, así como también a la investigación literaria.

Calificó como un fenómeno cultural maravilloso y un gran acierto, a fin de dar un impulso al hábito de la lectura, la actual FIL y subrayó la avidez con que las nuevas generaciones de cubanos esperan cada edición.

Edna Iturralde, presidenta de la Academia Ecuatoriana de Literatura Infantil y Juvenil, explicó que su nación avanza en el tema y muestra un incremento en el actual número de escritores para ese público, así como también de la conciencia adquirida por las editoras en cuanto a la importancia de las obras dedicadas a los niños.

Irene Delgado, presidenta de la Academia Panameña de Literatura Infantil y Juvenil, destacó que su País ha buscado iniciativas a fin de promocionar el género, y ejemplificó con un concurso que realizan a nivel nacional. Declaró quedar impresionada de la masiva asistencia diaria a la FIL y la sed de lectura existente en la Isla.

Nieves Cárdenas, premio La Edad de Oro (2011) en biografía, con el libro «Una flor y nada mas», sobre Gabriela Mistral, refirió que en Cuba se hacen innumerables esfuerzos por mantener activo el género, de incorporar a los creadores y de realizar un trabajo muy serio en editar libros que lleven al niño enseñanzas de una manera divertida. Enfatizó la necesidad de crear obras que no sean de texto, pero que reflejen la historia y vida de los héroes de forma amena, de modo de que lleguen al niño como entretenimiento y fuera del contexto escolar.