Inicio
Cobertura informativa

El público que ama a Leonardo Padura

por: Maydelis Gómez Samón

Desde bien temprano, un gran número de personas esperaban ansiosos en las afueras de la sala Nicolás Guillén el momento de la presentación de la última novela de Leonardo Padura: El hombre que amaba a los perros.

Con esta obra “rompemos el mito de que en Cuba no se publicaba un libro como este y se está cumpliendo el sueño de que los lectores cubanos tengan un libro que escribí pensando en ustedes”, dijo Padura a su público.

En la presentación el Premio Nacional de Literatura 2003, Reynaldo González, expresó que es un volumen triste, de pérdidas y sobre fracasados. A lo largo de 545 páginas el lector puede conocer la historia de tres personas unidos por su amor a los perros: la historia de León Trotski, la de su asesino Ramón Mercader y  de Iván, un veterinario cubano.

El hombre que… se ofrece a muchísimas lecturas y evidencia la gran investigación que ha realizado Padura, explicó González. “El padre de Mario Conde se da gusto tejiendo y destejiendo, llevándonos a páginas que también se entrecruzan con otras historias, una de ellas es la de la traición de la República española”.

Raúl Roa Kourí contó que cuando leyó por primera vez el texto se percató de que era una obra excepcional. “Yo creía que La novela de mi vida estaba destinada a ser la obra cumbre de Padura, pero me equivoqué. Esta vez el creador de Mario Conde había revelado un drama que permaneció, por así decirlo, oculto durante décadas en la neblina del ayer”.

La novela ha sido considerada por la crítica como la más ambiciosa y significativa de ficción de Padura. Según el texto de contraportada este libro “es capaz de satisfacer los más disímiles gustos, de revelar realidades muchas veces desconocidas y de mover a la polémica o la adhesión”.

Reynaldo González aseguró que el libro tendrá en Cuba a lectores muy ávidos e inteligentes y dijo que esperaba que Mario Conde volviese a aparecer en la próxima novela de Padura, “pues ya estamos extrañando a ese personaje entre cariñoso y antipático”.

Padura, durante la presentación, elogió el trabajo de Ediciones Unión, el Instituto Cubano del Libro y el Ministerio de Cultura, por hacer posible este sueño. También agradeció a su editora en Cuba, Vivian Lechuga; a Arturo Montoto por el diseño de la portada y a su esposa por todas las atenciones en los cinco años que le llevó escribir esta novela. Aunque aclaró que es un libro que lo ha ido acompañando a través de los años.

La presentación de esta novela, sin dudas, quedará entre las memorias más gratas de la XX Feria del Libro. Bienvenida a Cuba El hombre que amaba a los perros, solo nos queda invitarlos a leerla.