Inicio
Cobertura informativa

Celina González: una historia de amor

por: Félix Bolaños

La presentación de una biografía de la talentosa cantante de música campesina, Celina González, fue el pretexto que convocó a un numeroso público, al filo del mediodía de este 14 de febrero, a la sala José Lezama Lima, de La Cabaña.

Celina González: una historia de amor, que es una excelente propuesta para un día tan especial como el de los enamorados, vio la luz por la Editorial Letras Cubanas y fue presentado por su autora, Mireya Reyes Fanjul, quien se desempeña, además, como guionista de radio y televisión. Este, su primer libro, es el resultado de más de nueve años de trabajo investigativo, de búsquedas en la vida de la protagonista, y una profunda indagación en lo más sensible de un ser que ha sido marcado por su historia personal.

Miguel Barnet, Premio Nacional de Literatura 1994 y presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), le cuenta al lector, desde su prólogo, que en esta obra se presenta, como en un espejo cóncavo, los lados más sobresalientes y conspicuos de la vida de nuestra artista y se evidencia el talento de la autora para recoger en cápsulas los sentimientos más nobles, las contradicciones y los momentos culminantes de la carrera de una figura versátil y creativa como pocas. «Nada falta en este testimonio sensitivo; nada sobra en este fresco de la vida cubana de la segunda mitad del siglo veinte y de los albores del veintiuno. Celina se muestra aquí de cuerpo entero, con el alma a flor de piel, transida de sentimientos religiosos, y poseída por los dones musicales y poéticos heredados de su estirpe».

La historia que aquí se narra aborda como tema central la historia de amor entre Celina y su esposo Reutilio Domínguez (ya desaparecido), que todos recuerdan cargada de pasión, y ese sentimiento de ella por su género musical, por la canción, y por todo lo que ha ido entregando en el camino artístico, expresó Mireya. «Traté de hacer un libro no solamente para disfrutar desde la lectura, también para que se pudiera ver y escuchar desde el corazón». No es solo la vida de Celina, apuntó, es la vida de lo que fue La Habana y el surgimiento de tendencias musicales importantísimas, como el filin, las influencias de la música afro-cubana y el jazz, entre otros fenómenos vinculados a la música de aquella época.

Los lectores cubanos tienen ahora la oportunidad de descubrir a una Celina de cuerpo entero, junto a la artista excepcional que tantas glorias ha aportado a nuestro país.