Inicio
Cobertura informativa

Malcom X y el camino al poder obrero

por: Félix Bolaños

Malcom X, la liberación de los negros y el camino al poder obrero, de Jack Barnes, quien es secretario nacional del Partido Socialista de los Trabajadores (PST) en Estados Unidos por casi cuarenta años, fue el volumen que cerró ayer la jornada de presentaciones en la sala José Antonio Portuondo, de la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, sede principal de la Feria Internacional del Libro (FIL), Cuba 2011.

El panel de presentación estuvo integrado por Mary-Alice Walters,  miembro del Comité Nacional del PST desde 1967, directora de la revista Nueva Internacional y presidenta de la Editorial Pathfinder, responsable de la publicación de Malcom X, la liberación…; Martin Koppel, editor del texto en español; Fernando Martínez Heredia, Premio Nacional de Ciencias Sociales y uno de los autores a quienes se dedica esta edición de la FIL, y el destacado combatiente revolucionario Víctor Dreke, presidente de la Asociación de Amistad Cuba-África.

Los cimientos del ascenso explosivo de la lucha por la liberación de los negros en Estados Unidos, a mediados de los años cincuenta del pasado siglo, se acentuaron con la emigración  masiva de los negros desde las zonas rurales del sur hacia las ciudades y fábricas de todo el continente, impulsados por la necesidad insaciable del capital de disponer de fuerza de trabajo y de carne de cañón para sus guerras. Malcom X surgió de esta lucha ascendente como su dirigente más destacado. Él insistió en que ese movimiento colosal era —más que una batalla revolucionaria mundial por los derechos humanos —un choque entre los que quieren libertad, justicia e igualdad y los que quieren continuar con los sistemas de explotación. Recordamos cómo fue vilmente asesinado, el 21 de febrero de 1965, mientras tomaba el podio para dirigirse a su pueblo, en Hárlem.

Este libro trata de la dictadura del capital y del camino a la dictadura del proletariado; del último siglo y medio de las luchas de clases en los Estados Unidos, desde la Guerra Civil y la reconstrucción radical, hasta el día de hoy, así como ofrece pruebas irrebatibles de como los trabajadores, que son negros integran una parte desproporcionada e importante de las filas, de porqué es necesaria esta conquista revolucionaria del poder estatal por una vanguardia de la clase trabajadora, dotada de conciencia de clases y organización política; de porqué ese nuevo poder estatal proporciona al pueblo trabajador el arma más poderosa posible para librar la batalla e incluso para acabar con la opresión de los negros y todas las formas de explotación  y degradación humana, heredadas a través de milenios de una sociedad dividida en clases;  cómo la participación en esa lucha los cambia hasta el punto de ser capaces de poder librar esa misma batalla hasta el final; trata también del último año en la vida de Malcom X y de cómo llegó a ser el rostro y la voz auténtica de las fuerzas de la revolución norteamericana venidera. Lo que hallarán los lectores en éstas páginas es el fruto de muchas décadas de actividad política de trabajadores y jóvenes comunistas, que hacen campaña con el semanario El Militante y otras publicaciones, en esquinas callejeras, a las puertas de fábricas, entre estudiantes, en piquetes de huelgas, en otras manifestaciones y actividades de protesta social.

Al decir de su autor —en las notas introductorias— al sacar lecciones de un siglo y medio de luchas, ayuda a comprender porqué la conquista revolucionaria del poder por la clase trabajadora, es lo que hará posible la batalla final por la libertad de los negros y lo que abrirá paso a un mundo, no basado en la explotación, la violencia  y el racismo, sino en la solidaridad humana, que promueve el socialismo.