Inicio
Cobertura informativa

Numeritos que hablan

por: Ernesto Cuní

Las sedes Recinto Ferial Rancho Boyeros y Pabellón Cuba, organizadas por el  Centro Provincial del Libro y la Literatura (CPLL) de Ciudad de La Habana, ya muestran números a considerar.

Hasta el domingo 13 de febrero, quinta jornada de celebración de esta Vigésima edición de la Feria Internacional del Libro, Habana 2011 —recordar que ambas sedes abrieron sus puertas al público el día 9—, 21905 visitantes habían recorrido y disfrutado de las variadas opciones y el amplio programa de actividades del Pabellón Cuba. 43608 ejemplares habían sido adquiridos; de ellos, sobresalieron la nueva edición de El rojo en la pluma del loro, de Daniel Chavarría, el flamante Premio Nacional de Literatura 2010; Comer en casa, (Editorial Científico-Técnica, 2010) y Macho, varón, masculino, (Editorial de la Mujer, 2010), de Julio César González Pagés. De los infantiles Había una vez y Platero y yo, ambos de la Editorial Gente Nueva.

Por su parte, el Recinto Ferial Rancho Boyeros muestra, en igual período, las siguientes estadísticas: 8248 ejemplares vendidos a los asistentes a ese lugar que puso más de 1000 títulos en venta —de ellos, más de 290 novedades— y 4010 visitantes han recorrido su amplio pabellón. Entre los títulos más vendidos hay coincidencia respecto a El rojo en la pluma del loro; Platero y yo; Cuentos para soñar, La montaña que tiembla y Cuentos macabros, de la Colección Bicentenario.