Inicio
Cobertura informativa

Ediciones Oriente y la revista Sic

por: Yanet Bello Reyes

En este 2011, Ediciones Oriente está cumpliendo 40 años; plena juventud si se compara con la historia humana, pero un largo período para un proyecto editorial que tiene como responsabilidad entregar, al público lector, lo mejor del quehacer literario del oriente de la Isla.

Con vistas a esta celebración, Oriente enfoca todos sus esfuerzos en elevar la calidad de sus ediciones y, aunque sus actividades comenzaron mucho antes del inicio de la FILH XX, se presenta entre las presentaciones inaugurales del Pabellón Cuba, con dos de sus títulos más recientes: el Nº 48 de la revista Sic y la novela prima del poeta, Carlos Esquivel.

Sic,  revista de corte literario-cultural, tiene una frecuencia trimestral. Dedicada en esta ocasión al best seller, no teme romper los cánones establecidos por la «academia» sobre el buen gusto, y propone varios artículos dedicados a Corín Tellado y José Ángel Buesa, figuras muchas veces despreciadas y que, no obstante, siempre están —y me atrevo a decir «estarán»— presentes en el gusto popular.

La revista está dividida en tres secciones. La primera, «Juego de Espejos», reúne artículos y otros trabajos relacionados, fundamentalmente, a una literatura más especializada. Aparecen además, referencias a Luis Britto, Soler Puig y otros escritores. La segunda sección denominada «Un mundo de cosas», promueve artículos sobre la cultura, desde un punto de vista más general. Por último, «Cálamo Ocurrente», informa sobre los últimos eventos, convocatorias, concursos y novedades literarias de Santiago de Cuba. Sin dudas la revista Sic, durante estos cuarenta y ocho años de trabajo, ha ganado un prestigio merecido y llena un espacio que la literatura y los lectores santiagueros agradecen.

El escritor Yunier Riquenes, santiaguero también, fue el presentador de Sic y del libro Un lobo, una colina, de Carlos Esquivel.

Carlos Esquivel, conocido poeta tunero, se estrena en el género de novela con la misma originalidad su poesía. Este volumen, de ciento sesenta y cuatro páginas, incita al lector a una vertiginosa lectura que, a cada momento, sorprende por su estructura, lenguaje y giro dramático. Si bien para este escritor la novela es una nueva forma de expresión, no lo es para la narrativa en sí misma. Esquivel cuenta con una amplia bibliografía que va desde la décima hasta el cuento. Ha merecido diversos premios, en el que se destaca, por dos ocasiones, el Premio El Cucalambé.

La presentación de los títulos tuvo lugar en el salón de encuentros de la sede nacional de la Asociación Hermanos Saíz, donde fuera inaugurada, recientemente, la exposición «Aves por la unidad», de Antonio Guerrero.