Inicio
Cobertura informativa

Mañana de viernes dedicada al cine cubano

por: Sandra Álvarez Ramírez

En la mañana de hoy, 11 de febrero, el Centro Dulce María Loynaz acogió la presentación de varios volúmenes dedicados al cine cubano. En la actividad se encontraban presente Pablo Pacheco, vicepresidente del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), Mercy Ruiz, directora de la revista Cine Cubano, Julio García Espinosa, realizador y quien fuera presidente del ICAIC, entre otras personalidades de la literatura y el cine cubanos.

El primero de los textos presentados está signado por Pedro Noa, reconocido profesor universitario e investigador, quien hurgó en la obra de José Manuel Valdés Rodríguez relativa al cine cubano. Valdés Rodríguez tuvo el mérito de organizar, por primera vez,  un curso de cine en la Universidad de La Habana.

Noa reveló su interés de recopilar en Ojeada al cine, José Manuel Valdés Rodríguez, las críticas, del también profesor, para quienes se interesen en el cine cubano realizado antes de 1959; aunque el libro recoge, de igual manera, otras posteriores al triunfo revolucionario.

Romper la tensión del arco, movimiento cubano de cine documental fue el segundo de los volúmenes presentados por Ediciones ICAIC, Casa Editorial con siete títulos en esta Feria, con la voz de una de sus editoras, Silvia Gutiérrez.

Este libro, concebido a través de tramos, recorre la obra documental del cine cubano, desde 1897 hasta el 2005, estableciendo nexos y conexiones entre las diferentes piezas, más allá de la cronología; en su lugar se privilegia la estética de las realizaciones, así como sus aportes a un contra-cine. Su autor, el cineasta Jorge Luis Sánchez, nos brinda un acercamiento desde ahora ineludible para quienes investiguen sobre cine cubano.

Para finalizar la jornada de presentaciones, Marta Díaz, psicóloga y decana de la Facultad de Medios Audiovisuales del Instituto Superior de Arte, y Joel del Río, periodista, crítico de arte e investigador, nos introdujeron en lo que ellos consideran “el libro de texto para la educación audiovisual”.

Los cien caminos del cine cubano es una antología que también podría pertenecer a los libros de cabecera de buena parte del público lector y que, sin dudas, legitima lo que ha sido el quehacer cinematográfico en la Isla, y lo entrega ahora desmenuzado y asequible como un manual o una enciclopedia.

Aún restan cuatro títulos de Ediciones ICAIC. Nos mantendremos al tanto.