Inicio
Cobertura informativa

Testimonios sobre el esfuerzo y el virtuosismo

por: Osmel Almaguer Delgado

Un título autobiográfico sobre la vida de una de las figuras más importantes de la medicina militar cubana, fue presentado esta mañana en la sala José Antonio Portuondo, dentro de la presente edición de la Feria Internacional del Libro, Cuba 2011.

Desafiando mitos y prejuicios, del Dr. Pedro Regalado, nos llegó de la mano de la Casa Editorial Verde Olivo, en la voz de sus editoras Hildelisa Gil Díaz y Lissett Gómez Vale, así como de su redactora general Maylín Álvarez Farías.

La Dra. Martha Rodríguez Silva, Mayor de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y  alumna del recientemente fallecido, brindó valiosa información acerca de su vida y datos de interés que no se recogen en el presente volumen, por figurar en este último solo las vivencias correspondientes a la etapa comprendida entre sus primeros años de existencia y el triunfo de la Revolución, cuando consigue graduarse como médico.

Desafiando mitos y prejuicios constituye un legado revolucionario para las jóvenes y futuras generaciones, y cuenta cómo aquel pequeño niño de tez oscura, familia humilde pero mente brillante, consigue sus propósitos a pesar de los obstáculos que le impuso una sociedad cubana en su etapa prerrevolucionaria.

Sus sueños de convertirse en médico se verían -con creces- realizados, al alcanzar el nivel de Doctor en Ciencias, status con escasos precedentes entre colegas y antecesores. Esos sueños que nunca parecieron divorciados de un afán insaciable de conocimiento,  trascendieron su propia persona al intentar inculcarlos en alumnos y familiares.

Sus aportes en el campo de la Dermatología muchas veces fueron la respuesta a las limitaciones económicas que atravesaba el país, y el reflejo de su espíritu vencedor de las dificultades. 
 
Mediante la experiencia de vida de este revolucionario cabal, nos llegarán no solo los méritos y avatares que derivaron y fueron provocados por las diferentes situaciones que, a la larga, constituyeron un reflejo de dos etapas fundamentales y antagónicas en la Historia de Cuba: la pseudo-república y la Revolución, sino también la enseñanza y el ejemplo de quien supo desafiar los mitos y prejuicios y convertir cada obstáculo en un logro para el bien común.