Inicio
Cobertura informativa

Boyeros está en Feria

por: Ernesto Cuní

Este miércoles 9 de febrero, por quinto año consecutivo, el Recinto Ferial Rancho Boyeros, abrió sus puertas como subsede de la de la Feria Internacional del Libro. Dicho evento, auspiciado por el Centro Provincial del Libro y la Literatura (CPLL) de Ciudad de la Habana, el Consejo de la Administración y diferentes organizaciones político-culturales del territorio, amplía las opciones de adquisición de nuevos títulos y el encuentro de escritores y artistas con la población capitalina.

Se encontraban presentes en el acto representantes de esas organizaciones: Alexander Cobas Fernández, director de la Dirección Municipal de Cultura; René Arocha, director del recinto; Ernesto Fernández Sánchez, primer secretario del Unión de Jóvenes Comunistas municipal y público en general.

En las palabras introductorias, Elisa Fasenda, jefa del departamento de programación de la Dirección Municipal de Cultura de la localidad, resaltó la trascendencia de Toussaint Louverture, libertador y precursor haitiano, quien con su gesto diera inicio a las luchas por la independencia en América Latina. También hizo referencia a los sucesos, o acontecimientos históricos, a los que se dedica la vigésima edición: el bicentenario de las gestas independentistas, los 220 años de la Revolución haitiana, la abolición de la esclavitud y a los países miembros del ALBA. Como es habitual, la Feria del Libro agasaja a prestigiosos intelectuales; este año son reconocidos Jaime Sarusky, Premio Nacional de Literatura y a Fernando Martínez.

Con respecto a Recinto Ferial Rancho Boyeros, puntualizó: «No obstante a momentos que exigen ajuste y austeridad económica, más de 1000 títulos —entre ellos 290 novedades—, serán puestas a consideración del público asistente a este lugar, conjuntamente al desarrollo de un intenso programa artístico literario». Seguidamente fue cortada, por Rebeca Martínez, presidenta del Consejo Municipal del Libro y la Literatura de la localidad, la cinta que dejó inaugurada la feria.

En la jornada matutina, dedicada a los más pequeños de la familia, fueron presentados varios clásicos de la literatura infantil: Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas; Platero y yo, de Juan Ramón Jiménez, poeta a quien los cubanos tuvimos la suerte de tener entre nosotros, y Wini de Pu, de A. A. Milne. Las palabras de presentación corrieron a cargo del poeta y narrador Alberto Hernández Sánchez, Premio de Poesía del Concurso La Edad de Oro 2008.

Alberto Hernández Sánchez destacó —en diálogo a parte con este reportero— el bello diseño de las ediciones aparecidas bajo el sello editorial Gente Nueva. A refereirse a Las aventuras de Alicia… comentó que el autor no sólo se detiene en la perspectiva del niño, sino que se ubica también desde el adulto. «Alicia es protagonista de un viaje necesario para los niños en esa edad… es un libro de prueba de fuego; el autor no se centra en el teque; va a las situaciones que, inalterablemente, se mantienen en todas las época. Un logro sin dudas». Valoró además, el alto vuelo poético de Platero y yo, al afirmar: «la poesía revolotea en sus párrafos».

Wini de Pu, publicado por primera vez en Cuba y traducido por la poeta y ensayista Josefina de Diego, es el original que dio paso a la versión del famoso animado. afirmó El público sostuvo un caluroso intercambio con el presentador.