Inicio
Cobertura informativa

Bicentenario, historia común

por: Ernesto Cuní

El interesante panel “Bicentenario, una historia compartida”, se desarrolló en la Casa ALBA Cultural, una de las sedes en la barriada capitalina del Vedado de la Vigésima Feria Internacional del Libro (FIL), Cuba 2011.

Al mismo asistieron el compañero Francisco Romero, ministro de Educación de la República de la Argentina; el viceministro de Cultura de Venezuela, Pedro Calzadilla; Fernando Martínez Heredia, pensador cubano al que está dedicada la Feria y Premio Nacional de Ciencias Sociales; el cuerpo diplomático acreditado en La Habana y público en general.

El panel estuvo compuesto por el investigador y ensayista Luís Britto García, Premio ALBA de las Letras; Michel Héctor,  historiador y profesor universitario, presidente de la  Sociedad Haitiana de Historia y Geografía; la Doctora María del Carmen Barcia, Premio Nacional de Ciencias Sociales 2003; Áurea Matilde Fernández, Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanísticas 2008; como moderador fungió el Doctor en Ciencias Históricas Alberto Prieto, Profesor Titular de la Universidad de la Habana.

En un clima abarcador de las diferentes perspectivas que hicieron posible la primera Independencia de América, transcurrió el intenso diálogo sostenido por los panelistas;  el papel de la hermana República de Haití fue reflejado por el profesor Michel Héctor destacando el origen de la primera revolución negra del mundo: “La independencia de Haití vino de abajo, de los partidos esclavizados en las diversas comunidades; lo que no se subraya es cómo se constituyeron esas comunidades, muchas de ellas compuestas por esclavos llegados de África… tuvieron que formarse con la nuevas creencias de un mundo desconocido para ellos, se trata de una comunidad que se enfrenta a un sistema mundial de dominación”. Acerca de la sociedad que dirige afirmó tener como lineamiento “cultivar la memoria del pasado, nuestra acción del presente y la conservación para el futuro”.

Áurea Matilde dio una profunda ojeada a las condiciones de la metrópoli española en el momento de la independencia, “España entra en el ciclo de las revoluciones burguesas… no existía dentro de ella una unidad, sino una diversidad. En esto influyeron los proceso de liberación de América Latina, en medio de un siglo de problemas y diferencias”.

El Premio ALBA de las letras, Luis Britto, recalcaba el papel de América Latina y el Caribe en la gesta libertaria: “América Latina ha tenido una prodigiosa influencia en la independencia del mundo… sin las riquezas de América hubiera existido una Europa diferente, estas riquezas detonaron el auge del capitalismo”. Refiriéndose a la independencia de nuestros pueblos alegó: “Nuestras independencias erigieron el principio de las formas republicanas de gobierno y el principio de soberanía popular, Bolívar se oponía a la existencia de las coronas europeas en el nuevo mundo”.

Los sucesos que acontecían en Cuba en ese momento fueron abordados por la Doctora María del Carmen Barcia, “las influencias más fuertes de la revolución haitiana dada  su cercanía geográfica se dan en Cuba… (trajeron) a Cuba una misión diferente, la imagen de aquellos negros libres, además de llegar el montaje de la industria azucarera. Todo esto creó condiciones para la subversión con sublevaciones de esclavos, sobre todo, en la parte oriental de la isla”, concluyó.

La venta de los títulos de la Colección ALBA Bicentenario fue puesta a disposición del público.