Inicio
Cobertura informativa

Redescubriendo a Tagore

por: Yanet Bello Reyes

Este libro que da título a la nota fue comentado el 22 de febrero en la sala de presentaciones del país invitado, la India, en el recinto ferial de La Cabaña. Jesús David Curbelo, director del Centro de Promoción Literaria Dulce María Loynaz, fue el encargado de introducir el texto, que por desgracia no se ha podido publicar aún en nuestro país.

La intención de la compilación es profundizar en la comprensión del poeta “subvirtiendo una lectura orientalista al sembrar percepciones alternativas que sitúen al vate indio en su propio contexto social, político y estético”. Es una forma de descubrir a un poeta con una verdadera dimensión universal. Curbelo comentó que quizás hay dos Tagores diferentes: uno es Rabindranath (el poeta bengalí íntimo al que siempre se le llama por su nombre de pila) y el otro es Tagore (para los que lo conocen desde fuera, por traducciones inadecuadas). El libro compendia una parte de ambas identidades y es imprescindible para cualquier amante de poesía, crítica literaria o de la cultura india.

Uno de los propósitos es ofrecer al lector una idea de las dimensiones de la producción creativa de Tagore. El total de las traducciones no supera el 5 % de su producción literaria. Se muestra aquí su talento también como compositor musical, pintor y pensador, que hasta ahora no tiene la repercusión que merece fuera de la India.

Los autores de la antología son Indranil Chakravarty y Shama Prasad Ganguli, ambos reconocidos editores e intelectuales indios.

El libro fue editado con motivo del 150 aniversario del poeta, con el objetivo de revivir la popularidad de Tagore y ofrecer al lector una idea de las dimensiones de su obra creativa y polifacética. Forma parte de un proyecto más amplio llamado Tagore en España, “una quijotesca aventura de llevar un proyecto itinerante sobre Tagore por varias ciudades de España, con algunos de los especialistas en más relevantes del mundo”.

La percepción del sabio en el mundo occidental ha sido la de un místico oriental, su imagen pueden haber reforzado el estereotipo, pero “encasillar al poeta en esa categoría y después considerarle desfasado e irrelevante en el mundo de hoy en día, no solo trivializa la sutil complejidad de su pensamiento sino que revela más sobre el marco orientalista de recepción que ha creado una imagen única, una generalización dogmática y un estereotipo que supera las barreras culturales y nacionales”.

El director del Dulce María hizo patente la intención del Instituto Cubano del Libro para que esta bella obra llegue al público cubano en un breve lapso de tiempo.
 

Como si estuvieras allí, la Feria del Libro de La Habana, día a día y por dentro, míralo y descárgalo en youtube


Editado por Yaremis Pérez Dueñas