Inicio
Cobertura informativa

Presentan los libros premiados en el concurso Alba Narrativa 2014 y se premian los ganadores del 2015

por: Nancy Maestigue Fotos:Fayad Mejides

Edel Morales, vicepresidente de Relaciones Internacionales del Instituto Cubano del Libro realizó la presentación de los títulos premiados en Alba Narrativa del 2014: La desfiguración Silva, de la ecuatoriana Mónica Ojeda y El último libro, del argentino Matías González publicados por la Editorial Arte y Literatura.

En ambas novelas encontró un hilo conductor: la relación realidad-ficción con la mirada de una generación que ve el mundo de forma diferente.  

En la de Mónica, estructura, estilo, lenguaje y la utilización de recursos bien aprovechados de la literatura encaran con soltura y profesionalidad la historia que narra. Ve su novela como una sugestión desde los enfoques de los personajes, que se va descubriendo por capas hasta llegar a un final sorprendente; y en la de Martín, un tipo de situación atractiva a partir de la mirada del lector sobre el mundo y cómo se construye desde los personajes.
 
Martín, con desenfado, reconoció que en él se presenta una paradoja, por eso escribe, porque habla mal (no lo parecía) y no le es cómodo. Le cuesta trabajo hablar de libro por lo cercano. El primer impulso de escribir la novela “tuvo que ver con el descaro de algunos críticos que hablan de la literatura”. No quiso crear fórmulas. La escribió autobiográfica “para ir en contra de los que dicen que no debe ser autobiográfica”. Después de la ira, se calmó, y fue a la vida de un lector que ya no puede leer y salió al mundo. Para ilustrar sus palabras, leyó un párrafo que muestra su pensamiento: cómo se vive sin literatura, cuando no queda refugio, “y eso es lo que me hubiera pasado a mí si se quedaba sin El último libro.

Por su parte, Mónica, tras la emoción de saber que había sido premiada su primera novela, tenerla y verla ha significado para ella la materialización de un sueño. Le cuesta trabajo definirla, la ve como un mosaico, nada lineal. Según va contando compone una imagen como un rompecabezas. La experimentación literaria abordada en La desfiguración..., marcará la estructura posterior de sus obras; también mezcla géneros literarios a partir de la realidad narrativa. Tuvo la intensión de experimentar el discurso del arte contemporáneo y “los personajes y sus historias son la excusa para pensar en la estructura y el arte”.

El último momento importante de la tarde lo constituyó dar a conocer los ganadores de la sexta edición del Premio Latinoamericano de Novela Alba Narrativa 2015. La lectura del acta la realizó la escritora y editora Lourdes González, de Cuba, presidenta del jurado; acompañada en el trabajo por Mónica Ojeda, de Ecuador, por ser la ganadora del año anterior, y Daniel Ferreira, de Colombia, ganador del premio en  2013, quienes después de un arduo trabajo (se presentaron 178 novelas) y controvertidas consideraciones llegaron a la conclusión de otorgar, por primera vez, dos Accésit en igualdad de condiciones a Informe bajo tierra, del autor peruano Erick Gustavo Ramos Solano, donde pone de manifiesto la violencia latinoamericana.

Por el dominio armónico de los recursos narrativos, el control de las tensiones dramáticas y conflicto de los personajes, la invención literaria de una época desatendida de la historia, el uso del léxico y dominio claro y sencillo de la mitología y prácticas culturales del mundo prehispánico al servicio de la narración, otorgó el otro Accésit a la novela Viento de la noche, del escritor cubano Ernesto Peña González, de Villa Clara, provincia de Cuba.

A su vez, decidió por la capacidad narrativa que propicia una historia verosímil, de estructura sólida y lenguaje adecuado, la claridad en la intención y las muy bien dosificadas zonas de suspenso, y atendiendo, además, a la cualidades inobjetables de los diálogos y la creación de personajes, otorgar el Premio Alba Narrativa 2015 a la novela Los gestos inútiles, del escritor dominicano Rey Andújar, que en la actualidad vive en los Estados Unidos.

Antes de finalizar, el escritor Edel Morales gratificó la existencia del Premio, por el incremento en participantes, que demuestra la significación que está adquiriendo entre los creadores latinoamericanos y del Caribe.


  Editado por: Mónica Olivera