Inicio
Cobertura informativa

Otra manera de conocer la historia de La Habana

por: Teresa Fornaris

Una historieta para recorrer las calles de la viejísima Habana, con niñas y niños como protagonistas de un “andar” que ellos mismos se inventan para conocer la ciudad que los ha visto nacer. Se trata del primer libro para niños y jóvenes que publica Ediciones Boloña y que fue presentado esta semana, en  la Calle de Madera, a las puertas del Palacio de los Capitanes Generales.
Una historia de La Habana contada por sus piedras, con guión de Jorge Sariol y dibujos de Ángel Velazco, tuvo palabras de apertura de Manolo Pérez Alfaro, quien fuera director de los estudios de animación del ICAIC, y quien ha tenido una amplio recorrido en la historieta y en la animación.
La directora de la editorial, Mylena Suárez, ofrece algunos detalles sobre el trabajo colectivo que realizaron en la preparación del libro y las particularidades de su edición, donde el texto y las ilustraciones tienen igual importancia para lograr la comunicación con el joven lector.
Pérez Alfaro aclara que la historieta puede alcanzar temáticas de todo tipo, no se trata simplemente de “muñequitos”, como se les conoce popularmente, y aunque se hable de un libro totalmente ilustrado, no es solamente para niños, sino para todas las edades, para todos los que quieran saber. Recuerda a José Martí cuando apunta que el mejor modo de aprender es cuando se disfruta del conocimiento que se adquiere y de este modo, dice, se puede “hacer” geografía, educación, arte, ciencias, tecnología, idiomas, todo depende de cómo se escribe y cómo se ilustra.
Una de las características del arte secuencial es que puede trasladar al lector cien años atrás o llevarlo cien años adelante, explica Manolo. La historia que va contando el libro resulta interesante también a los adultos pues ofrece datos verídicos rodeados también de fantasía e imaginación.
Los cuatro niños que recorren El Templete, con su ceiba centenaria, se inquietan, indagan y encuentran datos históricos que forman parte de los encantos de La Habana. Saltan los personajes de los cuadros y rememoran la construcción del Castillo de la Real Fuerza o la Plaza de Armas, el ataque de Jacques de Sores o la triste espera de Isabel de Bobadilla.
Además del modo ameno de acercar a nuestros niños y niñas —y adultos, claro!— a la historia, el cuaderno es celebración de todo lo que se conserva en el Centro Histórico de La Habana, del trabajo de restauración y conservación de especialistas y técnicos. Hasta hace un guiño a la labor de las veladoras de los museos, siempre atentas; y a uno de los cubanos más agradecidos que desanda, cada día, las piedras de esta ciudad.

La Feria del Libro de La Habana, día a día y por dentro, míralo y descárgalo en youtube

Editado por: Heidy Bolaños