Inicio
Cobertura informativa

Una historia de amor, más allá del amor

por: Teresa Fornaris

Entre el bullicio de los visitantes que desandan las calles adoquinadas, las colas extensísimas ante el Jardín Wagner o la flamante Casa del Chocolate, comienza esta mañana de sábado en el Centro Histórico de la Habana Vieja. La fría apariencia de febrero se disipa en el contacto de los que llegan buscando historias nuevas o de las familias que disfrutan compartir una ciudad antigua, bellamente renovada.

En la Calle de Madera, frente al Palacio de los Capitanes Generales, se presentó Úrsula Lambert… la singular haitiana del cafetal Angerona. En palabras de su presentadora, la documentalista del ICAIC, Gloria Rolando, supimos que el título tiene especial valía por tratarse de la historia de una mujer negra, nacida en Haití a finales del siglo XVIII y cuyo desempeño la ha colocado en un lugar cimero, tanto en las luchas emancipadoras de la mujer, como en aquellas relacionadas con la abolición de la esclavitud.

Ya fuera por las características del lugar de donde parte esta historia, un sitio húmedo y propicio para el desarrollo del café; por la procedencia del dueño de la finca, el alemán Cornelio Souchay, quien dispuso un sistema de aljibes para el riego y edificaciones que acomodaran su manejo; o por la rareza misma de haber conocido y llevado a su casa a una mujer como Úrsula, que rápidamente se convirtió en el alma del cafetal, disponiendo mejoras para la vida de los esclavos; es que este libro debe leerse con una mezcla de gusto por la historia, la sociología, la investigación y la novela.

Su autora, Berta S. Martínez Páez, ofrece un volumen que ha sido fruto de años de trabajo minucioso en la búsqueda de archivos y el análisis de valiosas fuentes documentales. Y aunque el tema central del libro se desarrolla alrededor de la vida de Úrsula, encontrará el lector una interesante introducción sobre la historia de Haití, la migración franco-haitiana, el panorama de la ciudad de Santiago de Cuba en 1800 y una breve reseña sobre la llegada del café a nuestras tierras.

A pesar de la fabulación popular, de lo que se ha creído ver como una historia de amor entre Úrsula y Cornelio, Berta Martínez confiesa no haber encontrado evidencia de esa relación. Lo supone, sí, pero sólo desde el estudio de la personalidad de una mujer, que aunque pertenecía a su época, llena de costumbres y ataduras, estaba dotada de una inteligencia, sensibilidad y bondad exquisitas. El propio desempeño y la libertad con que tomaba decisiones en la finca, explica Berta, puede resultar un indicio de esa relación, pero ellos fueron muy cuidadosos… era la época —dice—, nada lo puede afirmar.

La autora comparte con vehemencia la importancia del papel desempeñado por esta mujer en las luchas contra la esclavitud, el modo en que cuidaba de los niños y enfermos, los arreglos que hacía para lograr mayor comodidad entre los que trabajaban en el cafetal. Sin embargo, se asombró al encontrar que también Úrsula tuvo esclavos y con la mirada de quien a sus años lo comprende todo, vuelve a decir: “ Era la época”.

Con edición de Eliana Dávila, reconocida este año con el Premio Nacional de Edición, de próxima entrega en esta Feria, y diseño de Claudia Hernández, la Editorial Boloña pone en manos del lector un libro interesante, de alta sensibilidad y profundo humanismo. Sin dudas una historia de amor, público o no, entre Úrsula y Cornelio, o también, como dijera Berta, el amor a la tierra donde se vive, a los hombres que la trabajan y a sus frutos.

 


La Feria del Libro de La Habana 2015, día a día y por dentro, míralo y descárgalo en: Youtube

 

Editado por: Dino Allende