Inicio
Cobertura informativa

René de la Nuez: Presente en la Feria Internacional del Libro, La Habana 2015

por: Dulce María Sotolongo Carrington

Si usted visita el Pabellón de las Ediciones Territoriales seguramente no se sustraerá de la tentación de comprar un libro con un título sugerente, Silicona, que ya de por si anuncia el voluminoso afán de mostrar una realidad muy acorde a nuestros tiempos.  Cuando compruebe que el autor es Nuez, caerá ante la tentación de comprar un libro que, a los que peinan canas, le hará recordar aquellas criollitas de otro grande de la caricatura en Cuba, Wilson, pues fueron las delicias de una generación completa.

Hoy los años han cambiado, lo que no se tiene por natura, se consigue a fuerza de … y precisamente estas nuevas “criollitas” están retratadas por la pluma de quien nos acompañó durante más de medio siglo en las principales publicaciones humorísticas del país.

La joven Yuarai Tolentino Hevia, participó del homenaje a René de la Nuez que con motivo de la publicación del libro Silicona por ediciones Unicornio, se realizó en la  Feria Internacional del Libro, La Habana 2015 y con respecto a esta selección afirmó:

 

Las Venus de Nuez no son del paleolítico ni datan de hace 22.000 a 24.000 años. No fueron descubiertas en un campo de loess del valle del Danubio en Austria; ni en el yacimiento arqueológico de Dolní Věstonice al sur de Brno, en Moravia; ni en la villa de Savignano sul Panaro, en la provincia de Módena en Italia; ni en Rusia; ni en el pueblecito de Landas o en la «Cueva de las Cortinas», en Lespugue o en la localidad de Marquay; estos tres últimos lugares ubicados en distintas zonas de Francia. Fueron descubiertas en tinta sobre papel bond a partir de los cánones de belleza prehistóricos. Más de cincuenta dibujos donde la exageración de los senos más que un fetichismo es un homenaje a la feminidad.

En la serie Silicona lo mismo hay una vaca centauro que el Titanic hundiéndose entre dos pechos. Los relojes de Dalí tampoco escaparon ni las pelucas y zapatos del rey sol. Es válido: caerse y no darse porque hay dos senos para aguantar el golpe, llevar una libra pan y hasta  “ponchar un ojo”.

Las Venus de silicona no vienen del Paleolítico Superior, no fueron hechas de marfil, piedra, terracota o cerámica; es más… puede que las encuentre en la calle, el trabajo o viva con una de ellas en su casa; así y todo recuerde la última caricatura de Nuez y el cartel: NO TOCAR.


René de la Nuez Robaina fue un humorista gráfico y caricaturista. Nació en San Antonio de los Baños, el 8 de septiembre de 1937 y murió el pasado 6 de enero del 2015. Graduado de Periodismo en La Universidad de La Habana. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

En 1955 publicó sus primeros dibujos en la revista Páginas, del Círculo de Artesanos de su pueblo natal; un año después comienza a trabajar en el semanario Zig-Zag y el 2 de febrero de 1957, publica por primera vez el personaje El Loquito en dicha revista. En 1959 crea Don Cizaño y comienza a dibujar sus Barbudos, emblema del pueblo cubano  tras el triunfo de la Revolución. Realizó más de 100 exposiciones personales y colectivas tanto en Cuba como en el extranjero. Recibió varios reconocimientos, entre ellas la Distinción por la Cultura Nacional; la Medalla Alejo Carpentier y la Medalla de Oro de la Bienal de Humor Gráfico en Castilla, España.  Recibió  el Premio Nacional de Artes Plásticas y Humorismo en el 2007 y 2008, respectivamente.

Publicó cien mil dibujos en periódicos de los cinco continentes recogiendo a través de ellos la memoria histórica de nuestras luchas y avatares, así como una veintena de libros de caricatura. El más reciente, Silicona, es una obra póstuma que demuestra como este mago de la historieta, siempre de alguna manera, se las arreglará para estar presente.

 

La Feria del Libro de La Habana, día a día y por dentro, míralo y descárgalo en: Youtube

 

Editado por: Dino Allende