Inicio
Cobertura informativa

América Latina es una esperanza para Europa

por: Rogelio Manuel Díaz Moreno

Europa corre el peligro de tornarse excesivamente racionalista. De perder paulatinamente el espíritu humanista, de dejarse disolver en el mercantilismo más prosaico representado en la globalización neoliberal, de la que Estados Unidos constituye el principal exponente. Ante esta perspectiva, los modelos de pensamiento y sentimiento que emanan de las sociedades latinoamericanas contemporáneas, resultan un paradigma alternativo de esperanzas, de posibilidades, de un mundo mejor.

Al menos, ese es el sentir de Gianni Vátimo. El reputado intelectual italiano fue protagonista, del espacio Encuentro con …, que conduce la periodista cubana Magda Resik. Estas reuniones cordiales son un escenario privilegiado para el intercambio con personalidades del mundo de las artes y las letras, protagonistas de sucesos relevantes en el mundo cultural y del pensamiento contemporáneo.

El Encuentro… del pasado miércoles, en la sala Nicolás Guillén de la fortaleza de La Cabaña, aprovechó el favorable marco de la vigésimo cuarta edición de la Feria Internacional del Libro de La Habana. Al italiano Vátimo lo acompañaron los argentinos Daniel Ricci y Marcelo González. Ricci es el secretario general de la Federación de Docentes Universitarios (FEDUN), en Argentina, y González dirige la editorial de este sindicato. Los esfuerzos de esta editorial, y la donación de derechos de autor que hizo Vátimo, permitió ofrecer en esta oportunidad, al público cubano, los títulos Esperando a los bárbaros, De la realidad a la verdad, y Dios es comunista.

Ricci y González expusieron la importancia del trabajo que desempeña la FEDUN, que protagoniza la defensa de los derechos laborales de sus afiliados y ha logrado un tratamiento más respetuoso y considerado para estos trabajadores. Asimismo, la FEDUN no permanece indiferente a los procesos sociales y, desde su importante posición, mantiene un compromiso con causas de justicia y progreso en la nación austral. En este marco, surge el sello editorial de la FEDUN, muy joven todavía pero ya con un número de títulos, valiosos exponentes del pensamiento contemporáneo humanista. Los libros traídos a La Habana son ejemplo de este bregar, y recogen conferencias y otros materiales del filósofo italiano.

Gianni Vátimo, por su parte, refirió haber quedado encantado con La Habana desde su primera visita, hará un par de Ferias. Ve a nuestro país como un culmen de su relación con Latinoamérica, la que constituye a su vez el repositorio de grandes esperanzas ante el decline percibido en la vitalidad o combatividad del pensamiento intelectual, cultural, humanista, europeo. Esa visión personal lo arrastra a sentirse más latinoamericano, sin dejar de reconocer los problemas o derrotas sufridos en este continente, pero con más perspectivas de un mundo mejor y posible gracias al avance, en estos tiempos, de proyectos nacionales progresistas. Vátimo señaló también que el avance de los movimientos como el bolivariano de Venezuela, el del Brasil de Lula, etcétera, fueron posibles también en buena medida por la existencia y resistencia del sistema de nuestro país.

Ante un cuestionamiento de Resik, Gianni Vátimo realizó la defensa de lo que se podría denominar como “pensamiento débil”. En esta época, explicó, el debilitamiento de las verdades consideradas absolutas tiene ventajas ciertas. Por ejemplo, esto permite colocar bajo la crítica al dogma economicista preponderante del neoliberalismo, a los adalides de la austeridad, formados convenientemente en las universidades e instituciones de los ricos y poderosos. Los medios de comunicación masivos intervienen también en este tema de desvirtuar las verdades absolutas, ya que pueden ofrecer diversas versiones. Al mismo tiempo, también son un tema para tratar con mucho cuidado, debido al peligro de uniformización del discurso en caso de reducirse los medios en unos pocos emporios monopólicos, con Berlusconi en su país como ejemplo característico. Internet ofrece, por su parte, riesgos y oportunidades que se deben estudiar y aprovechar aunque él, como hombre más bien del siglo XX, apuesta aún por el poder analítico de la prensa clásica y la palabra escrita sobre el papel.

Los productos audiovisuales, videos, películas, etcétera, de Estados Unidos, conforman una de sus principales esferas de exportación y, de esa manera, han podido imponer un modelo socio cultural al mundo, explicó. Esto le auxilió enormemente en el exterminio de las opiniones alternativas en Europa Oriental y en el resto del mundo.

En el mundo, especialmente en Latinoamérica, existen todavía, a pesar de este poder, grandes reservas antihegemónicas y modelos de comunidad que, mejor que estudiar por libros, es preciso vivir para comprender y asimilar, en búsqueda de esperanzas y perspectivas más humanas para los pueblos.

 
La Feria del Libro de La Habana, día a día y por dentro, míralo y descárgalo en: youtube

Editado por: Heidy Bolaños